11 de junio | Devocional: Nuestra Elevada Vocación | La más preciosa de todas las reuniones

Entonces los que temen a Jehová hablaron cada uno a su compañero; y Jehová escuchó y oyó, y fué escrito libro de memoria delante de él para los que temen a Jehová, y para los que piensan en su nombre. Malaquías 3:16.

¡Qué descripción inspiradora de la esperanza es ésta, donde se representa al Señor como inclinándose y escuchando los testimonios dados por sus testigos! … Las palabras que el Señor y los ángeles escuchan con placer son palabras de aprecio por el gran don que ha sido dado al mundo en el Hijo unigénito de Dios. Cada palabra de alabanza por la bendición de la luz de la verdad, es escrita en los registros celestiales. Cada palabra que reconoce la bondad misericordiosa de nuestro Padre celestial al dar a Jesús para que quite nuestros pecados, y para que nos impute su justicia, se registra en los libros de sus recuerdos. Los testimonios de esta clase anuncian “las virtudes de aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable”. 1 Pedro 2:9.
El tiempo y la estación son muy preciosos. Los creyentes reunidos están en la cámara de audiencias del universo celestial. Deben testificar por Dios y el Señor Jesucristo, quien dió su vida para el mundo. … ¡Cuán profunda y seria importancia se adjudica a estas pequeñas asambleas! Jesucristo pagó el dinero del rescate con su propia sangre, por sus almas, y está en medio de ellos cuando se reúnen para adorar a Dios. La majestad del cielo identifica sus intereses con aquellos creyentes, y por humildes que sean las circunstancias y dondequiera tengan el privilegio de reunirse, es conveniente que a menudo se hablen unos a otros, dando expresión a la gratitud y al amor que resultan de pensar en el nombre del Señor. Así Dios será glorificado cuando escuche, y la reunión de testimonios será considerada la más preciosa de todas las reuniones. …
Recordemos que … los ángeles están anotando en el libro de los recuerdos cada palabra que vindica el carácter y la misión de Cristo. El Señor dice, de aquellos que testifican del amor de Dios: “Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día que yo tengo de hacer”. Malaquías 3:17.—Manuscrito 32, 1894, pp. 4-7.

DEVOCIONAL: NUESTRA ELEVADA VOCACIÓN
Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*