8 de junio | Devocional: Alza tus ojos | Todos pueden obtener la victoria

¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. 1 Corintios 9:24.

 

Los recursos del Cielo son ilimitados y todos ellos están a nuestro alcance. ¿Por qué entonces, pregunto, es tan lento el progreso de la obra del Señor en nuestro mundo? ¿Por qué se representa tan mal a Cristo? ¿Por qué los seguidores del Señor no crecen en conocimiento y pureza, en santidad y poder?

¿No se han presentado delante de los seguidores de Cristo las virtudes más elevadas para ser cultivadas, los honores más grandes para ser obtenidos? Dios los invita a participar de una carrera en la cual cada uno puede ganar. Los llama a alistarse en una guerra en la cual todos pueden ser vencedores. Un manto de justicia y una corona de vida eterna, tal es la recompensa que aguarda al vencedor…

Cuando el cristiano toma el voto bautismal se le promete ayuda divina. El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo están listos para obrar en su favor. Dios coloca a su alcance los recursos del cielo, a fin de que pueda ser vencedor. Su propio poder es pequeño, pero Dios es omnipotente y es su ayudador. Diariamente debe presentar sus necesidades ante el trono de la gracia. Mediante la fe y la confianza, apropiándose de los recursos provistos, saldrá más que vencedor. ¿Por qué. entonces, no avanzan con fe y valor los que están combatiendo contra los poderes de las tinieblas? Dios. Cristo y el Espíritu Santo están de su lado…

Cuando recordamos que nadie sabe el momento en que terminará su tiempo de prueba, ¿cómo podemos atrevernos a vivir sin la preparación necesaria para encontrarnos con nuestro Señor? ¿Cómo nos atrevemos a permanecer en el pecado y contaminados? ¿Por qué no nos sentimos temerosos? ¿Por qué no nos sentimos turbados? ¿Por qué no nos damos cuenta de nuestro peligro? El Señor obraría poderosamente por su pueblo si sus integrantes se apartaran de las obras de las tinieblas y se vistieran con la justicia de Cristo…

Dios llama a quienes pretenden tener un conocimiento de la verdad a que demuestren mediante una obediencia incuestionable que son fieles soldados de la cruz. Quienes están bajo el estandarte ensangrentado del Príncipe Emanuel no hagan nada que deshonre la causa por la cual están luchando. Cristo espera que sus soldados sean valientes, leales e íntegros.

Sus seguidores deben hacer la obra que Cristo hizo mientras estuvo en esta tierra. Con el poder y la virtud proporcionados por el Espíritu Santo deben llevar adelante el plan de Cristo para la restauración de la imagen divina en la humanidad. El Señor hará grandes cosas por ellos cuando trabajen bajo la conducción del Espíritu Santo. Pero deben depender enteramente de Dios.—Manuscrito 13, del 8 de junio de 1902, “Los miembros del pueblo de Dios deben ser portaluces”.

 

========================

DEVOCIONAL

ALZA TUS OJOS

Elena G. de White



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*