6 de agosto | Resumen: Reavivados por su Palabra | 1 Reyes 7 | Pr. Adolfo Suarez

Cuando contemplemos la obra de nuestras manos debe dominarnos un sentimiento de que no solo dimos lo mejor, sino lo mejor que pudimos haber hecho. La mejor recompensa del trabajo es un trabajo bien hecho.

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*