29 de mayo | Resumen: Reavivados por su Palabra | Marcos 3 | Pr. Adolfo Suárez

Otra vez entró Jesús en la sinagoga; y había allí un hombre que tenía seca una mano.

Y le acechaban para ver si en el día de reposo le sanaría, a fin de poder acusarle.

Entonces dijo al hombre que tenía la mano seca: Levántate y ponte en medio.



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*