26 de junio | Devocional: Una religión radiante | El tesoro que legar a los hijos

« El padre del hijo bueno y sabio tiene razón para estar feliz y orgulloso; ¡haz, pues, que tu padre y tu madre se sientan felices y orgullosos!». Proverbios 23: 24-25, DHH

Los hijos serán en gran medida lo que sean sus padres. Grandes son el honor y la responsabilidad sobre padres y madres de ocupar el puesto de representantes de Dios ante sus hijos. El carácter, la conducta y la metodología educativa de los padres deben hacer entender correctamente las palabras divinas a sus hijos. La influencia del padre y la madre fortalecerá o disminuirá la confianza del hijo o la hija en las promesas del Señor.

Dichosos los progenitores cuya vida es un reflejo fiel de la vida divina, de modo que las promesas y los mandamientos de Dios despierten en su descendencia gratitud y reverencia. Dichosos los padres cuya ternura, justicia y perseverancia interpreten fielmente para el niño el amor, la justicia y la paciencia de Dios. Dichoso el padre, dichosa la madre, que al enseñar a su hija y a su hijo a amar a los que le dieron la vida y a confiar en sus mayores y a obedecerlos, enseñen en consecuencia a amar a su Padre celestial, a confiar en él y a obedecerlo. Los padres que transmiten a sus hijos estos principios y valores los enriquecen con un tesoro más valioso que nada el mundo, un tesoro tan duradero como la eternidad.— El ministerio de curación, cap. 31, pp. 257, 260, adaptado.

«Tú, sigue firme en todo aquello que aprendiste, de lo cual estás convencido.

Ya sabes quiénes te lo enseñaron. Recuerda que desde niño conoces las Sagradas Escrituras, que pueden instruirte y llevarte a la salvación por medio de la fe en Cristo Jesús».

2 Timoteo. 3: 14-15, DHH

MI RELEXIÓN PERSONAL

__________________________________

__________________________________

UNA RELIGIÓN RADIANTE

Reflexiones diarias para una vida cristana feliz

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*