20 de diciembre | Devocional: Recibiréis Poder | Andar con vestiduras blancas

Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas. Apocalipsis 3:4.

Gracias a Dios él puede proteger a su pueblo de tal modo que “no manche sus vestiduras”. Si nos sometemos a Cristo seremos guardados sin mancha del mundo. “Y conoceremos, y proseguiremos en conocer a Jehová; como el alba está dispuesta su salida”. Oseas 6:3. Hemos de proseguir. No debemos descansar satisfechos con las capacidades y el conocimiento que tenemos hoy. Todos los habitantes del universo están observando cómo en estos últimos días Dios está preparando a un pueblo para afrontar el juicio. Pidamos a Dios que nos vista con el manto de la justicia de Cristo con el propósito de estar preparados para la venida del Hijo del Hombre.

De los que no mancharon sus vestiduras, Cristo dice: “Andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignos”. Apocalipsis 3:4. Mediante el sacrificio infinito hecho en nuestro favor podemos tener abundancia de gracia. Dios tiene un cielo lleno de bendiciones para nosotros. Todo lo que él nos pide es que mediante una fe viva recibamos sus promesas, diciendo: “Creo. Acepto las bendiciones que tú tienes para los que te aman”.

“El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré—¡oh, qué precioso es ese ‘no’!—su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles”. Apocalipsis 3:5. Cuando las puertas de la ciudad de Dios giren sobre sus brillantes goznes, y las naciones que guardaron la verdad pasen por ellas, Cristo estará allí para darnos la bienvenida y llamarnos benditos de su Padre porque habremos vencido. Nos dará la bienvenida delante del Padre y de sus ángeles. Cuando entremos en el reino de Dios para pasar allí la eternidad, las pruebas, dificultades y perplejidades que tuvimos desaparecerán en la insignificancia. Nuestra vida se medirá con la vida de Dios.—The General Conference Bulletin, 6 de abril de 1903.

DEVOCIONAL: RECIBIRÉIS PODER

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*