2 de marzo | Devocional: Mi vida Hoy | Pablo

En mi primera defensa ninguno me ayudó, antes me desampararon todos. . . . Mas el Señor me ayudó, y me esforzó para que por mí fuese cumplida la predicación, y todos los gentiles oyesen. (2 Tim. 4:16-17)

Pablo está frente a Nerón. ¡Qué contraste notable! . . . Nerón no tenía rival en poder y grandeza mundanos…Sin dinero, sin amigos, sin consejero, Pablo había sido sacado de una mazmorra para que fuera juzgado su derecho a la vida. . . .
El semblante del monarca conservaba las huellas de las pasiones que bullían en su interior; el rostro del prisionero revelaba la historia de un corazón que estaba en paz con Dios y con los hombres. Ese día se pusieron frente a frente los resultados de dos sistema: de educación opuestos: una vida de complacencia propia sin límites y otra de abnegación absoluta. Allí estaban los representantes de dos teorías ente a la vida: egoísmo avasallador, que considera que nada es demasiado valioso para ser sacrificado en aras de un placer pasajero, y abnegada resistencia, dispuesto a entregar la vida misma, si fuera necesario, por el bien de los demás…
El pueblo y los jueces… habían presenciado muchos juicios y habían contemplado muchos criminales; pero nunca tuvieron oportunidad de ver un Hombre que expresara tan santa serenidad… Sus palabras hicieron vibrar los corazones de los más desalmados: La verdad, clara y convincente, desbarató el error. La luz resplandeció en la mente de muchos que más tarde, siguieron gozosamente sus rayos… Indicó a sus oyentes el sacrificio que se había hecho por la raza caída…
Así pleitea el abogado de la verdad; fiel entre los que no tiene fe, leal entre los desleales, se yergue como representante de Dios y su voz es una voz celestial. No se evidencia temor, tristeza ni desaliento en sus palabras ni aspecto… Sus palabras son como un grito de victoria que se eleva sobre el estruendo de la batalla. (ST, 05-12-1906)
Permitamos que hable este héroe de la fe: «Me gozo en la flaquezas, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustia por Cristo.» (RH, 20-05-1884) (68))

DEVOCIONAL MI VIDA HOY
Reflexiones para cada día
Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional, Mi vida Hoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*