27 de enero | Devocional: Mi vida Hoy | Mi actitud en el culto

Humillaos delante del Señor, y él os ensalzará. (Sant. 4:10)

Si hubo alguna época en que cada casa debía ser una casa de oración, ahora es. Prevalecen la incredulidad y el escepticismo. Abunda la iniquidad. La corrupción afluye en el torrente circulatorio del alma y estalla la rebelión contra Dios en el ser. Esclavizadas por el pecado, las facultades morales se hallan bajo la tiranía de Satanás. El alma se convierte en el juguete de la tentación; y a menos que algún brazo poderoso se extienda para, rescatarlo, el hombre va hacia donde el archienemigo lo conduce.
Y con todo, en esta época de espantosos peligros, algunos que profesan ser cristianos no elevan oraciones en el seno de la familia…
La idea que la oración no es esencial es una de las invenciones más engañosas de Satanás para arruinar las almas. La oración es comunión con Dios, fuente de sabiduría, y fortaleza, de paz y felicidad. Jesús oraba al Padre con clamor y lágrimas… “Rogad los unos por los otros—dice Santiago; —la oración del justo, obrando eficazmente, puede mucho”.
Valiéndose de la oración ferviente los padres deberían formar un cerco protector en torno de sus hijos. Deberían orar con fe absoluta pidiendo que Dios more con ellos, para que los ángeles santos los protejan, lo mismo que a sus hijos, del malvado poder de Satanás…
¡Cuán conveniente es que los padres reúnan a sus hijos a su alrededor antes de que se rompa el nudo, y les hablen del Padre celestial, que con tanta generosidad les concede el caudal de su Providencia! ¡Qué apropiado es que agradezcan a Dios por su protección durante la noche, y que imploren su ayuda y gracia y el cuidado de los ángeles durante el día! ¡Qué prudente será luego, cuando la noche llega, reunirse una vez más en su presencia y alabarlo por sus misericordias y las bendiciones del día que ya pasó! (PUR, 22-05-1902)

DEVOCIONAL MI VIDA HOY
Reflexiones para cada día
Elena G. de White

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Category:

Devocional, Mi vida Hoy

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*