24 de julio | Resumen: Reavivados por su Palabra | 2 Samuel 18 | Pr. Adolfo Suarez

Si bien los padres no deben ser totalmente culpables por el mal carácter de sus hijos, es fundamental entender que el buen carácter de los hijos tiene la participación directa de los padres.

(94)

COMPARTIR

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*