10 de octubre | Devocional: Alza tus ojos | Dispuesta como el alba

Y conoceremos, y proseguiremos en conocer a Jehová; como el alba está dispuesta su salida, y vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia tardía y temprana a la tierra. Oseas 6:3.

Arrepiéntase ahora cada uno de sus errores, y busque al Señor con todo su corazón. El poder transformador de Dios descenderá a todos los que procuren la paz de Jesucristo. Sus palabras de instrucción son para todos los que lo escuchen y lo sigan. En su misericordia trata de conducir a los injustos al arrepentimiento. Los obedientes se complacerán en la ley del Señor. El pone sus estatutos en sus mentes y los graba en sus corazones. Su conversación será impulsada por el Salvador que mora en el alma. Tienen esa fe que obra por amor y purifica el alma de toda corrupción sugerida por Satanás. Sus corazones anhelan a Dios. En su conversación les encanta meditar en su misericordia y bondad, puesto que para ellos El es completamente amoroso. Aprenden el idioma del cielo, el país de su adopción.

Se nos ha prometido: “Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne, para que anden en mis ordenanzas, y guarden mis decretos y los cumplan, y me sean por pueblo, y yo sea a ellos por Dios”. Ezequiel 11:19, 20.

Se me mandó decir que no es por falta de oportunidad para conocer la voluntad y la senda de Dios, que los pecadores deben morir, sino por su determinación de llevar a cabo su propia voluntad. Se rehúsan a ser iluminados espiritualmente por la Palabra de Dios. Voluntariamente ignoraron los privilegios del cristiano y su deber de dirigirse día a día a Dios. El Señor desea dar a todos una experiencia profunda, inteligente, en la vida espiritual. Pero muchos se contentan con una experiencia casual…

El Altísimo requiere fidelidad en el servicio. Quiere siervos que sean diligentes en ayudar a quienes están en el error. El día de Jehová está muy cercano… Que ningún obstáculo se coloque delante de quienes están procurando conocer la voluntad del Señor. No hagan públicos los supuestos yerros que Uds. vean en los que profesan creer la verdad. Lo que tengan que decir, díganselo a ellos a solas, con corazones llenos de piedad y ternura…

La voluntad de Dios se presenta tan claramente que el intelecto más débil puede comprenderla, si el corazón está dispuesto a cumplirla. Los que continúen conociendo al Señor sabrán que su salida está preparada como el alba. Véase Oseas 6:3. Paso a paso el Señor guiará infaliblemente a quienes depositan su confianza en El.—Carta 281, del 10 de octubre de 1905, al Dr. D. H. Kress y Sra.

========================

DEVOCIONAL: ALZA TUS OJOS

Elena G. de White

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*