Viernes 8 de marzo 2019 | Devoción Matutina para Adolescentes 

Mi primer trabajo

Devoción matutina para Adolescentes 2019 - Pasaporte a la aventura

Devoción matutina para Adolescentes 2019 – Pasaporte a la aventura

 

Así como el rico gobierna al pobre, el que pide prestado es sirviente del que presta. Proverbios 22:7, NTV.

 

Cuando tenía diez años de edad, comencé a preguntarme cuándo tendría mi primer trabajo. Un día en la escuela, nos dijeron que un granjero quería contratar a algunos muchachos para que le ayudaran a recoger manzanas después de las clases. Hablé con mis padres, y me dieron permiso para Ir. ¡Por fin tenía mi primer trabajo!

El primer día, el granjero nos recogió en su camioneta después de las clases. La temporada de recolección de manzanas ya había pasado, pero nuestro trabajo era juntar las manzanas que se habían caído del árbol. Nosotros teníamos que recogerlas y arrojarlas a un gran contenedor de madera. Me Imaginé que era bastante fácil, solo que me sentí un poco disgustado al enterarme de que la mayoría de las manzanas estaban podridas; y me sentí aún más disgustado cuando descubrí que usarían aquellas manzanas para hacer puré de manzana. Finalmente llegó el viernes: ¡día de pago! Hice fila, muy ansioso, ¡y obtuve mi propio billete de veinte dólares! Sé que no suena a mucho hoy, pero calculé que había ganado dos dólares por hora de trabajo aquella semana. ¡Era genial!

Lo creas o no, la Biblia tiene muchos consejos para nosotros respecto al dinero. Y lo que quiero resaltar hoy tiene que ver con las deudas. En los tiempos bíblicos no existían los bancos ni las tarjetas de crédito, pero la idea de pedir prestado ha existido desde hace mucho tiempo. Muchas personas se han metido en problemas por pedir prestado dinero que no pudieron devolver. Cada año se piden prestados miles de millones de dólares porque la gente ya no quiere ahorrar y esperar para comprar lo que quieren; así que se endeudan esperando poder devolver ese dinero en el futuro. Como puedes ver en el versículo de hoy, cuando pides prestado dinero a alguien, esa persona te controla y terminas siendo un esclavo suyo hasta que pagues tu deuda. Dios no quiere que estés en esa situación. Cuando crezcas, haz lo que puedas para evitar endeudarte más de lo estrictamente necesario.

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

PASAPORTE A LA AVENTURA

Rich Aguilera

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2019

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*