Viernes 29 de enero 2021

Devoción Matutina para Adultos 2021

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2021 SU GRACIA ES SUFICIENTE Pr. Bruno Raso Lecturas devocionales para Adultos 2021

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2021
SU GRACIA ES SUFICIENTE
Pr. Bruno Raso
Lecturas devocionales para Adultos 2021

Uno de 276

“Por tanto, tened buen ánimo, porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho” (Hechos 27:25).

En el capítulo 42 de Los hechos de los apóstoles, Elena de White relata con maestría el naufragio sufrido por Pablo, narrado en Hechos 27. En aquellos días, viajar por mar suponía dificultades y peligros. Los viajes se efectuaban guiados por el sol y las estrellas. En época de tormentas no se navegaba, porque la seguridad era casi imposible.

En este relato la travesía enfrenta una tormenta feroz, que termina en naufragio en las costas de Malta. Pablo soportó las penurias de ese largo viaje a Italia como preso encadenado, y como su salud era delicada, el centurión romano, Julio, tuvo consideraciones al permitirle estar con sus amigos.

Los vientos contrarios obligaron al navío a hacer escala en un puerto intermedio. Como allí no podían quedarse, y si lo hacían no llegarían a tiempo a su destino final, tuvieron que zarpar. Poco después, el buque, azotado por la tempestad, con el mástil roto y las velas hechas trizas, era arrojado de acá para allá por la furia de la tormenta.

No hubo ni un momento de descanso para nadie. Durante dos semanas, 276 personas (Hech. 27:37) fueron llevadas a la deriva (vers. 16) bajo un cielo sin sol y sin estrellas. Como consecuencia lógica, habían perdido toda esperanza de salvarse (vers. 20). ¿Todos? No. Había uno que tenía palabras de esperanza para la hora más negra y tendió una mano de ayuda en semejante emergencia. Era alguien que se aferraba por la fe del brazo del poder infinito y su fe se apoyaba en Dios. No temía por él pues sabía que su Creador lo preservaría para testificar en Roma a favor de Jesucristo. En una situación límite, su corazón se conmovía por las pobres almas que lo rodeaban.

Aquel uno era el gran apóstol Pablo, que, casi de manera ilógica, ordena a todos que tengan buen ánimo; porque solo habría pérdidas materiales y ninguna humana. ¿Por qué? Porque se apoyaba en las promesas divinas: “El ángel del Dios del cual yo soy, y al cual sirvo, dice: Pablo, no temas; es menester que seas presentado delante de César; y he aquí, Dios te ha dado todos los que navegan contigo” (vers. 23, 24). Estas palabras despertaron la esperanza, sacudieron la apatía y renovaron los esfuerzos. ¿El final? “Sucedió que todos llegaron a tierra y se salvaron” (vers. 44).

Pablo era minoría… ¡uno entre 276! Estaba enfermo, padecía en carne propia el fuerte viento y el agua helada, y encadenado. Pero era prisionero de su fe y libre de sus pecados. Tenía identidad porque sabía de quién era y a quién servía. Ese uno fue determinante.

Puede que tus circunstancias no sean tan desfavorables como las del apóstol, pero…

Tu testimonio y fidelidad con la esperanza necesita ser el mismo que el de Pablo.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2021

SU GRACIA ES SUFICIENTE

Pr. Bruno Raso

Lecturas devocionales para Adultos 2021



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*