Viernes 12 de mayo 2017 | Devoción Matutina para Adolescentes | En lo bueno y en lo malo

“Si aceptamos los bienes que Dios nos envía, ¿por qué no vamos a aceptar también los males?” (Job 2:10).

Solía pensar que a Greg le había tocado la lotería cuando se casó conmigo; soy una mujer inteligente, activa, espontánea, divertida, segura de mí misma, me gusta salir y la gente siempre se lo pasa bien conmigo. ¿Qué podría no gustarle de mí? Pero unos cuantos años después de la boda, cuando llevaba seis meses embarazada de nuestro primer hijo, caí en una profunda depresión. Ya no era activa ni divertida. No quería salir de casa. Perdí mi autoestima por completo y comencé a temer que Greg dejara de amarme. Una noche le confesé mis temores, y él me dijo algo que nunca olvidaré: “No me casé contigo solo para lo bueno, prometí amarte para siempre, también en lo malo”. Recuerdo que me sentí aliviada. Es maravilloso saber que no tienes que hacer nada para ganarte el amor de alguien; que esa persona te ama pase lo que pase.
Creo que esta es la manera en que Job amaba a Dios. Lo deduzco por la respuesta que le dio a su esposa cuando ella le pidió que maldijera a Dios y se muriera. Job dijo: “Si aceptamos los bienes que Dios nos envía, ¿por qué no vamos a aceptar también los males?” (Job 2:10). Sabemos que, durante todo el tiempo que duraron sus problemas, Job no pecó ni una sola vez diciendo nada malo contra Dios, sino que dijo: “El Señor me lo dio todo, y el Señor me lo quitó; ¡bendito sea el nombre del Señor!” (1:21). ¡Qué fe y qué amor tan increíbles! Al igual que Greg conmigo, Job también había decidido amar a Dios no solo en los tiempos buenos en que recibía sus bendiciones, sino también en los malos, incluso después de haber perdido todo lo que tenía.
No voy a preguntarte si tú también amas a Dios de este modo. Lo que quiero es que reflexiones en que así es como Dios te ama a ti. Te ama pase lo que pase. No tienes que hacer nada para ganarte su amor; no tienes que merecerlo. Dios te ama cuando lo estás pasando mal; te ama a pesar de tus malas decisiones. Su amor también es de los que son para siempre. Es maravilloso, ¿verdad? Ese tipo de amor es el que hace que nosotros lo amemos a él como respuesta de gratitud.
Que la realidad del amor de Dios esté siempre presente en tu cabeza y en tu corazón, para que descubras que amar a Dios es lo más lógico y sencillo del mundo. MH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017
https://devocionmatutina.com
========================
En Facebook: https://www.facebook.com/DevocionMatutina.Online
Grupo: https://www.facebook.com/groups/DevocionMatutinaIASD

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*