Sábado 7 de julio 2018 | Lecturas devocionales para Menores | Criaderos de vida

Dios dijo. “Que produzca el agua toda clase de  animales […]” […] bendijo con estas palabras a los  animales que había hecho. “Que tengan muchas crías y llenen los mares”. Génesis 1:20-22.

Cuando Dios creó esta Tierra, dijo a todas sus criaturas que se multiplicaran y reprodujeran. Dios dio a cada especie el poder de procrearse. Dio esta orden también a todas las criaturas del mar, que cumplen con ese mandamiento de diferentes maneras.

Por las costas de muchos países del mundo, hay zonas pantanosas llamadas humedales. Mucha gente piensa que son espacios desperdiciados, que se debería drenar y rellenar con tierra. Además de que se usan para cultivar, muchas compañías constructoras los usan para edificar cabañas y casas. De los 894 mil kilómetros cuadrados de humedales que había en Estados Unidos en el siglo XVII, queda menos de la mitad.

Para proteger estas zonas, vitalmente importantes para el bienestar de las criaturas marinas, las aves y otros animales, el gobierno aprobó la “ley de humedales”. Protege muchas zonas, aunque no todas, y es muy importante para las criaturas naturales, y también para los naturalistas. No solamente preserva los lugares en que estas criaturas se multiplican, sino además permite a los científicos estudiar sus ciclos vitales y hábitos. Muchas criaturas que no pueden multiplicarse en mar abierto van a esos pantanos a tener sus familias. Al volver la marea al mar, muchos animales pequeños se quedan en los estanques. Casi siempre, eso los beneficia.

Cuando los humedales se hacen habitables para los seres humanos, muchas especies de vida marina, aves y otros animales salvajes quedan en peligro. Con frecuencia, un tipo de criatura de humedal depende de otras para alimentarse y sobrevivir.

Como cristianos, debemos ser buenos conservacionistas, y hacer todo lo que podamos para preservar estas zonas. En este mundo lleno de pecado, puedes disfrutar de los humedales. Tienen muchas lecciones para ti, si los observas con atención. Agradece hoy a Dios por los humedales, y por el gozo que pueden darte.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018

LLAMAS, LEOPARDOS Y LAGARTIJAS

Hechos no muy conocidos de la creación de Dios

Charles C. Case

Lecturas Devocionales para niños 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*