Sábado 7 de julio 2018 | Devoción Matutina para Adultos | Oración de gozo

Porque tú,Jehová, eres excelso sobre toda la tierra […]. Luz está sembrada para el justo, y alegría para los rectos de corazón. Salmo 97:9,11.

¿Es posible la alegría en este mundo convulsionado y desencantado? ¿Podemos vivir alegres en medio de la delincuencia, la corrupción, el terrorismo, la inseguridad y el hambre que sufren tantos millones en esta Tierra?

Por cierto que las desdichas del mundo no son motivo de alborozo para nadie que se considere mentalmente sano. Sin embargo, no podemos quedar agazapados en los repliegues del miedo ni vivir en la ofuscación. Hay razones para estar alegres: cada día, Dios nos sonríe con la aurora de la esperanza y la frescura del crepúsculo; aún tenemos vida, y las aves cantan, y las flores nos entregan su color y fragancia. Cada año tiene su primavera.

Buscar la alegría de vivir no es indiferencia hacia las desgracias, sino impedir que nos arrastren las ondas del descontento. Renunciar a la alegría, porque las cosas vayan mal, es hacer que vayan peor, sin beneficio para nadie. Este es uno de los mayores errores que podemos cometer, casi un pecado. Es probable que, si sonreímos más y derramamos cada día la alegría de la salvación sobre nuestro pequeño mundo, el mundo entero sea menos atroz.

El texto de hoy nos dice que hay alegría en el corazón del justo (Sal. 4:3-7). La promesa de Dios, desde los siglos, es “llenarnos de alegría con su presencia” (Sal. 21:6).

Tenemos alegría porque tenemos esperanza en nuestros corazones. Enfrentamos las consecuencias del pecado en este mundo, “mientras llega el feliz cumplimiento de nuestra esperanza: el regreso glorioso de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo” (Tito 2:13, DHH).

Que los noticieros no nublen nuestro ánimo. Que la televisión no sustituya el estudio de las promesas divinas en la Palabra, porque del Trono de Dios fluyen “poder y alegría” para el recto de corazón (1 Crón. 16:27).

“Conságrate a Dios todas las mañanas; haz de esto tu primer trabajo. Sea tu oración: ‘Tómame ¡oh Señor! como enteramente tuyo. Pongo todos mis planes a tus pies. Úsame hoy en tu servicio. Mora conmigo, y sea toda mi obra hecha en ti’. Este es un asunto diario. Cada mañana, conságrate a Dios por ese día” (CC 70).

Oración: Señor, dale a mi corazón la alegría de Jesús.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018

LAS ORACIONES MÁS PODEROSAS DE LA BIBLIA

Ricardo Bentancur

Lecturas devocionales para Adultos 2018

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*