Sábado 6 de marzo 2021 Devoción Matutina para Jóvenes 2021

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2021 ETIQUETAS PARA REFLEXIONAR Carolina Ramos Lecturas devocionales para Jóvenes 2021

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2021
ETIQUETAS PARA REFLEXIONAR
Carolina Ramos
Lecturas devocionales para Jóvenes 2021

La guardia de Diego

“Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer” (Luc. 4:16).

El viernes terminaba con lluvia; mi pierna, hinchada por la mordéis dura de un perro; mis cajas, llenas de libros que aún debía vender; muchas preguntas sin responder. Creía que Dios tenía un propósito en medio de los cambios repentinos de planes que hacían que ese sábado lo recibiera así. Pero me quedaba esperar.

A la mañana siguiente fui a la iglesia, y a la tarde emprendí mi trabajosa marcha hacia el hospital para consultar al médico de guardia por mi herida. Me atendieron rápidamente. La tarde estaba lluviosa, ventosa y fría. Como faltaba poco para la reunión de jóvenes en la iglesia, decidí quedarme en el hospital para resguardarme del mal tiempo y leer cómoda en algún asiento.

El hospital estaba vacío. En la sala de espera solo había un guardia de seguridad: Diego.

Comencé a orar por él, me senté, abrí mi Biblia y empecé a leer.

“¡Qué raro ver a alguien de tu edad leyendo la Biblia!”, lo escuché decir después de unos minutos. Es una de mis frases favoritas; mi objetivo se había cumplido.

“¿Qué estás leyendo?”, preguntó. Estaba leyendo uno de los milagros de Jesús en sábado. Le comenté lo que me había pasado y le dije que estaba recordando cómo Jesús muchas veces hizo el bien en sábado. También le dije, intencional pero sutilmente, que estaba dejando pasar el tiempo hasta la hora de ir a la iglesia.

“¿A la iglesia? ¿En sábado?” Otra vez sonreí para mis adentros. Conversamos un rato, leímos algunos versículos juntos (entre ellos, el de hoy), compartimos problemas y pedidos de oración. Él anotó varias referencias en la tapa del libro misionero que le regalé y quedó con mucha intriga. Quería conocer más a Dios.

Llegó la hora de irme, pero él pudo dedicar el resto de su tarde de guardia a leer tranquilo en el hospital vacío.

Diego fue la respuesta a mi oración de ese viernes de noche lleno de incertidumbre. Así como Dios respondió mi oración aquel día, vino muchos años antes a responder a las profecías sobre él, y también responderá tus súplicas hoy, en la medida que lo busques y pases tiempo con él. Seguramente después te presentará a algún “Diego” para que le hables de él.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2021

ETIQUETAS PARA REFLEXIONAR

Carolina Ramos

Lecturas devocionales para Jóvenes 2021



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*