Sábado 31 de octubre 2020

Devoción Matutina para Damas 2020

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020 – Un día a la vez 2 – Portada libro

Cuídate

UN DÍA A LA VEZ

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020

 

“La norma de los justos es apartarse del mal; cuidar la propia conducta es cuidarse uno mismo” (Prov. 16:17).

 

Dejé de consumir crack y otras drogas, pero el licor aún me tiene atado. He llegado a beber perfume con tal de consumir alcohol. Quiero irme de nuevo a vivir a la finca, con mi hermano, lejos de mis amigos de la calle, lejos del olor del licor, lejos de la tentación. Voy a intentarlo una vez más”. Estas eran palabras de Andrey, un joven indigente atrapado en la droga.

Me lo encontré, una vez más, en marzo del año pasado. Estaba muy mal, como siempre: olía fatal y se veía claramente que estaba bajo los efectos del alcohol. Me contó que había dejado de beber por un tiempo mientras vivía en una finca que su familia tenía en el campo. Allí atendía las vacas y trabajaba para mantener la mente ocupada, pero cuando volvió a la ciudad para celebrar los sesenta años de su madre, sus “amigos” lo volvieron a acercar a la tentación. “Caí de nuevo, Patricia”, me dijo. Y tenía la mirada y la voz tan tristes…

Andrey desea salir de la cárcel de la droga, anhela romper los barrotes que lo aprisionan, y sabe intuitivamente que, para ello, debe alejarse de la tentación. Tiene que ser durísimo vivir encadenado a una adicción, así como es durísimo vivir atada a las cadenas del pecado.

La Biblia, una y otra vez, nos llama a alejarnos del pecado, para seguir viviendo en la libertad que hay en Cristo Jesús. Nos hace llamados como los siguientes: “No te desvíes a la derecha ni a la izquierda; aparta tu pie del mal” (Prov. 4:27, RVR); “la senda de los rectos es apartarse del mal; el que guarda su camino preserva su alma” (Prov. 16:17, LBLA); “no te creas demasiado sabio; honra al Señor y apártate del mal” (Prov. 3:7); “cuando el impío se aparta de la maldad que ha cometido y practica el derecho y la justicia, salvará su vida” (Eze. 18:27, LBLA).

Querida amiga, “he aquí, el temor del Señor es sabiduría, y apartarse del mal, inteligencia” (Job 28:28, LBLA). Por eso, no juegues con fuego. Sé inteligente, apartándote del mal. Y si te falta voluntad porque te atan las cadenas del pecado, acude a Cristo. Pídele ayuda divina y busca ayuda humana. Es posible crecer, mejorar, progresar y cambiar con la ayuda del Señor.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020

UN DÍA A LA VEZ

Patricia Muñoz Bertozzi

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*