Sábado 3 de marzo 2018 | Devoción Matutina para Adolescentes | Si las mascotas tuvieran pulgares

«Cuando Dios creó al hombre, lo creó a su imagen» (Génesis I: 27).

Seguramente en tu clase de ciencias te han dicho que nuestros pulgares nos diferencian de casi todo lo que existe en la naturaleza. A pesar de su pequeño tamaño (Pulgarcito, literalmente), este dedo tan especial nos permite construir y crear cosas que los delfines o los gatos jamás podrán hacer.
¿Te imaginas cómo sería si las mascotas tuvieran pulgares? En este momento tu perro estaría abriendo el frasco de golosinas para perros que tienes en la cocina. Y si tuviera un poco más de inteligencia para utilizar sus pulgares recién adquiridos, podría incluso tomar tu teléfono y enviarle un mensaje a su mejor amigo perruno, que es el perro de tu vecino.
Sabemos, por supuesto, que nuestros pulgares no son lo único que nos diferencia de nuestras mascotas. La Biblia dice que nosotros hemos sido creados a imagen de Dios (piensa en esto por un momento y, créeme, te sorprenderás). En Génesis I: 26-27 leemos: «Entonces [Dios] dijo: “Ahora hagamos al hombre a nuestra imagen. Él tendrá poder sobre los peces, las aves, los animales domésticos y los salvajes, y sobre los que se arrastran por el suelo”. Cuando Dios creó al hombre, lo creó a su imagen; varón y mujer los creó».
Todos los animales son especiales para Dios (incluso las aves más pequeñas), pero ninguna criatura es más importante para él que nosotros, los seres humanos. porque hemos sido creados a su propia imagen. Jesús dijo: «¿No se venden cinco pajarillos por dos moneditas? Sin embargo, Dios no se olvida de ninguno de ellos. En cuanto a ustedes mismos, hasta los cabellos de la cabeza él los tiene contados uno por uno. Así que no tengan miedo: ustedes valen más que muchos pajarillos» (Lucas 12: 6-7).
Tú eres más que especial para Dios (y no solo por tus pulgares). Él tiene planes maravillosos para ti y quiere ser tu amigo. ¿Te das cuenta? Eso es mucho más increíble que si tu mascota tuviera pulgares.

Ponlo en práctica: Anota en tu diario o piensa en las formas en las que Dios te hizo a su imagen. ¿Qué características tienes que se parecen a él?

Ponlo en oración: Alaba a Dios por haberte hecho a su imagen. ¡Qué privilegio!

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018
¿Y entonces…?
Heather Quintana
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*