Sábado 29 de agosto 2020

Devoción Matutina para Adultos 2020

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2020 – Buena medicina es el corazón alegre – Portada libro

La solución definitiva

 

BUENA MEDICINA ES EL CORAZÓN ALEGRE

Lecturas devocionales para Adultos 2020

 

“Cualquiera que beba de esta agua volverá a tener sed; pero el que beba del agua que yo le daré no tendrá sed jamás. (Juan 4:13, 14).

Tuve (J) un compañero de trabajo que antes de su conversión religiosa había sido un gran fumador. Por la gracia de Dios, se desprendió del hábito. Sin embargo, años después de haber abandonado el vicio, me contaba:

—Llevo sin fumar más de diez años, pero casi todos los días pasa por mi mente la idea de fumarme un cigarrillo.

La posibilidad de recaer está presente en quienes han sido esclavos de alguna adicción y constituye una amenaza real. Ya sea por un pensamiento efímero, por un olor, sabor o sonido o por el reencuentro con cierta persona o lugar, el deseo de volver al hábito (aunque solo sea por “una vez”) se reaviva. Retorna la sed de lo dañino que, aunque se desvanezca por nuestra voluntad, volverá a visitarnos en el futuro.

En su diálogo con la mujer samaritana, Jesús no habla de las adicciones, sino de los deseos y necesidades del ser humano en general. El agua, elemento esencial de la vida, es el ejemplo supremo de las necesidades fisiológicas pues de ella dependemos constantemente para vivir. Con las palabras “el que beba del agua que yo le daré no tendrá sed jamás”, Jesús nos da a entender que cualquier solución que demos a nuestros anhelos nunca será total. Por ello, hace una oferta de solución definitiva a las recaídas: el agua de vida, es decir, Jesús mismo en nuestras vidas. No es extraño que los planes de desintoxicación de reconocimiento universal como Alcohólicos Anónimos recomienden aferrarse a un poder sobrenatural, divino, trascendente para conseguir la liberación y evitar el riesgo de recaídas.

Quienes no están sujetos a sustancias pueden pensar que están libres de adicciones, pero no es así. Hemos de recordarnos diariamente que todos somos “adictos” al pecado; por eso dice Pablo que “no hay justo, ni aun uno” (Rom. 3:10) y que la “muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron” (5:12), además de aportar su propio testimonio: “No hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero” (7:19). Queda claro que estamos atrapados por una forma u otra de adicción cuya solución última se halla en Jesús de Nazaret: el agua que nos sacia por completo, el agua que representa el Espíritu de Dios, su Palabra, sus enseñanzas y su amor.

Acude a Jesús hoy mismo y pídele ese agua de vida que proporciona satisfacción verdadera y duradera.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2020

BUENA MEDICINA ES EL CORAZÓN ALEGRE

Julián Melgosa y Laura Fidanza

Lecturas devocionales para Adultos 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*