Sábado 28 de octubre 2017 | Devoción Matutina para Adolescentes | Solo tienes que fingirlo

“El espíritu maligno les contestó: ‘Conozco a Jesús, y sé quién es Pablo; pero ustedes, ¿quiénes son?’
Al mismo tiempo, el hombre que tenía el espíritu maligno se lanzó sobre ellos, y con gran fuerza los dominó a todos, maltratándolos con tanta violencia que huyeron de la casa desnudos y heridos” (Hechos 19:15,16).

“¡Solo tienen que fingirlo!”, exclamó, y miró a sus alumnos. Él había sido pastor por todo el mundo. “Aquí, en los Estados Unidos -añadió-, no es necesario tener una relación con Jesús para ser pastor”. Los estudiantes se asombraron. “Pueden simplemente fingirlo siendo buenas personas. Con que visiten a la gente y prediquen buenos sermones, todo el mundo pensará que son buenos pastores. Se encontrarán con algunos problemas a lo largo del camino, pero la mayoría de las veces podrán fingir y nadie sabrá que están espiritualmente muertos. Sin embargo, de donde yo vengo, no es raro para ningún pastor estar predicando el sábado y, de pronto, ver algún tipo de manifestación demoníaca entre el público. Si estoy predicando cuando esto sucede, tengo que acercarme para solucionarlo. En ese momento tengo que tener una conexión viva con Jesús, de lo contrario, sería dolorosamente obvio para todos que no estoy convertido, y su confianza en mí como su pastor se esfumaría. Si el demonio no responde a mis órdenes de marcharse, queda en evidencia mi falta de relación con Jesús”.
Los siete hijos de Esceva a los que hace referencia el versículo de hoy trataron de fingir una conexión con Jesús. La gente les pagaba para que expulsaran demonios y, desde el momento en que supieron de Jesús, decidieron usar su nombre para enfrentarse a los espíritus. Pero fracasaron. El espíritu maligno dijo que conocía a Jesús, pero que no tenía ni idea de quiénes eran ellos.
Si estás fingiendo una relación con Jesús, tarde o temprano todo el mundo se dará cuenta. Jesús nos llama a tener con él una relación de toda la vida; pero no para ser buenas personas o buenos miembros de iglesia, sino porque necesitamos una relación con Jesús para dirigir nuestra vida de manera que seamos lo mejor que podemos llegar a ser. Quizá resulte sencillo engañar a los demás ahora pero, cuando las cosas se pongan feas, necesitaremos algo a lo que aferrarnos, y el engaño no sirve. Necesitamos una conexión, un amor sin límites. Necesitamos a un Salvador que haya estado donde nosotros estamos.
GH

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2017
FUSIÓN
Melissa y Greg Howell
Un punto de encuentro entre tú y Dios
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2017

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*