Sábado 2 de enero 2021

Devoción Matutina para Adultos 2021

De Saulo a Pablo

 

“Lo echaron fuera de la ciudad y lo apedrearon. Los testigos pusieron sus ropas a los pies de un joven que se llamaba Saulo” (Hechos 7:58).

Son escasos los detalles biográficos de la juventud de Saulo. Tan solo una mención pasajera a su madre y a sus antepasados hebreos, que no era hijo único y que al octavo día fue circuncidado. Es posible que su familia lo considerara un rebelde cuando se convirtió al cristianismo y rompiera toda relación con él, aunque algunos de sus parientes llegaron a ser cristianos.

Jerónimo afirma que los padres de Saulo vivieron originalmente en Giscala de Galilea y que en el año 4 a.C. fueron llevados como esclavos a Tarso, donde finalmente obtuvieron su libertad, prosperaron y consiguieron la ciudadanía romana. Allí les nació un hijo y le pusieron por nombre Saulo. Como era de la tribu de Benjamín, esta elección bien pudo haber sido en honor a Saúl, el primer rey de Israel.

Es sumamente probable que la familia de Saulo fuera de cierta alcurnia y de una riqueza más que común. Así, Saulo valoraba su herencia étnica y religiosa. Él era “hebreo de hebreos”, y le añadía un orgullo especial ser un auténtico fariseo (Fil. 3:15, 5). Por eso vivía conforme a la más rigurosa secta de la religión judía, fariseísmo heredado de su padre, acentuado por causa de su educación bajo la tutela de Gamaliel en Jerusalén, donde fue enviado cuando tenía doce años (Hech. 22:3).

Saulo se introduce en el relato del libro de Hechos como miembro celoso de la secta más estricta del judaismo, presenta su apoyo y da asentimiento con su presencia a la muerte de Esteban. Él siempre se hallaba dispuesto a perseguir a los cristianos.

Después de 18 referencias a Saulo en Hechos, aparece el cambio. Ahora Saulo se transforma en Pablo. Lucas, autor del libro, sabía que el apóstol tenía dos nombres (13:9): Saulo, para un ambiente judío, y Pablo, para un ambiente gentil. Cuando él fue circuncidado recibió un nombre judío, Saulo, pero como vivía en una comunidad gentil se le dio también un nombre latino relativamente común: Paulus.

“Por el apedreamiento de Esteban, los judíos sellaron finalmente su rechazo del evangelio; los discípulos, dispersados por la persecución, ‘iban por todas partes anunciando la palabra; poco después se convirtió Saulo el perseguidor, y llegó a ser Pablo, el apóstol de los gentiles” (El Deseado de todas las gentes, p. 201).

Estos dos nombres, más que dos idiomas, ilustran dos actitudes, dos modelos o estilos de vida:

  • Con el primero recorría la tierra buscando poder y sembrando odio y muerte; con el otro miraba hacia el cielo ofreciendo su vida y buscando restaurar en el nombre de Jesús.

  • Con el primero se oponía, con el otro apoyaba.

  • Con el primero destruía, con el otro construía.

  • Con uno persigue, con el otro salva.

¿Soy yo un Saulo o un Pablo?

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2021

SU GRACIA ES SUFICIENTE

Pr. Bruno Raso

Lecturas devocionales para Adultos 2021



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*