Sábado 12 de diciembre 2020

Devoción Matutina para Damas 2020

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020 – Un día a la vez 2 – Portada libro

Nos ha puesto por luz

 

UN DÍA A LA VEZ

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020

 

«Así nos lo ha mandado el Señor  ´Te he puesto por luz para las naciones, a fin de que lleves mi salvación hasta los confines de la tierra'» (Hech. 13:47, NVI).

 

Fressia estaba leyendo la Biblia cuando sintió la convicción de que ese día debía compartir el evangelio con alguien. En oración, le dijo al Señor: «Pon hoy en mi camino a esa persona que necesita recibirte en su vida». Y con esa oración en su corazón, salió a la calle. Sin embargo, el día pasó sin que se cruzara en su camino la oportunidad. Ya de noche, llamó un taxi para regresar a casa, pero el taxista tardaba mucho en llegar. Fressia, esperando mientras el viento helado la golpeaba y el cansancio la vencía, se puso de mal humor y perdió las ganas de hablar con nadie. Cuando el taxista llegó, ella no le dio la dirección de su casa, sino la de un punto de referencia que era una iglesia, pues ella vivía justo al frente. Fue entonces cuando el taxista le preguntó:

—¿Es usted cristiana?

—Sí, soy adventista —le respondió Fressia.

—¡No me lo puedo creer! —exclamó él—, yo fui adventista, pero hace veinte años que dejé de ir a la iglesia. Es curioso que nunca había subido a este taxi ningún adventista.

—Esta es una señal de que Dios lo está buscando -sentenció Fressia.

Él se quedó pensando un momento y después descartó la idea, pues a esa altura de su vida no solo era traficante de drogas, sino también consumidor. Sus amistades eran delincuentes y, su mundo, oscuro. De todos modos, Fressia lo invitó a su iglesia el sábado. Él llegó justo al inicio del sermón.

—No insistas más en ayudarme —le dijo a Fressia—, soy muy malo, no hay salida para mí.

—Yo tengo una misión —le dijo ella—, y no la voy a abandonar.

Durante un tiempo, el taxista estuvo llegando esporádicamente a la iglesia hasta que un día anunciaron una campaña de evangelización y Fressia lo invitó. El viernes, él aceptó el llamado de Dios, a pesar de la lucha intensa que se libraba en su interior. Dejó las drogas por cinco meses, pero recayó. Cuando quiso abandonar la iglesia, Fressia oró por él y siguió animándolo; hoy es un hombre convertido y transformado por el poder de Dios, colaborador en su iglesia y totalmente alejado del mundo de la droga.

Dios nos ha puesto por luces en este mundo para atraer a la gente hacia sí. No lo olvides en este día.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020

UN DÍA A LA VEZ

Patricia Muñoz Bertozzi

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*