Preguntas del folleto | Escuela Sabática | Lección 8 | Adorad al Creador

MÁS PREGUNTAS (DEL FOLLETO DE ADULTOS)

Lee Apocalipsis 14:6, y Mateo 24:14 y 28:19. ¿Qué tema en común se encuentra en estos versículos? ¿De qué manera estos versículos, en conjunto, nos ayudan a entender cuán importante es el alcance y el testimonio de nuestro propósito como iglesia?
Lee Gálatas 3:22. ¿Qué dice este versículo que nos ayuda a comprender por qué todo el mundo necesita oír el evangelio?
¿Por qué la difusión del mensaje evangélico a los demás es tan beneficioso espiritualmente para quienes lo esparcen? Es decir, ¿por qué el ayudar a los demás es una de las mejores formas de estar preparados para la venida de Jesús?
Lee Lucas 23:32 al 43. ¿Cómo revela esta historia la gran esperanza del “evangelio eterno” para todos los pecadores? ¿Qué esperanza puedes obtener de esta historia?
Lee Apocalipsis 14:7. ¿Qué significa “temer a Dios y darle gloria”? ¿Cómo vamos a hacer eso? ¿Cómo encajan estos conceptos con el evangelio?
¿Cuál ha sido tu experiencia con el temor de Dios? ¿En qué sentido una buena dosis de este temor podría ser bueno para nosotros espiritualmente, y nos ayudaría a tomar más en serio nuestra fe y lo que Dios nos pide?
¿Qué nos enseña la realidad del Juicio acerca de nuestra absoluta necesidad de perdón? ¿Cómo puedes aprender a dar, a los que te han hecho mal, la clase de gracia y de perdón que Dios nos ofrece a través de Jesús?
Vuelve a leer Apocalipsis 14:6 y 7. ¿Cuáles son los elementos específicos encontrados en el mensaje del primer ángel y cómo se relacionan entre sí?
Lee Apocalipsis 14:8 al 11. ¿Qué dicen estos versículos que podría ayudarnos a entender la importancia de adorar al Señor como Creador?
Tómate el tiempo necesario para meditar en las increíbles maravillas del mundo creado. ¿Qué nos enseñan acerca de aquel que lo creó todo, y por qué solo él es digno de nuestra adoración?
Isaías 53:6 dice: “Todos andábamos perdidos, como ovejas”. La palabra en hebreo para “todos” es culanu. En el mismo versículo, Isaías dice que el Señor puso sobre Jesús “la iniquidad de todos nosotros”. La palabra para “todos nosotros” aquí también es culanu. ¿De qué manera esto nos muestra que, sin importar cuán grande sea el problema del pecado, la solución es más que suficiente para resolverlo?
¿Qué otras lecciones podemos aprender de la historia del ladrón en la cruz? Supongamos que el ladrón hubiese recibido el perdón, lo hubiesen bajado de la cruz y hubiese sobrevivido: ¿cuán diferente habría sido la vida que hubiese llevado? ¿Qué nos dice esa respuesta acerca del poder de Cristo para cambiar nuestra vida?

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Librería IADPA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*