Miércoles 28 de noviembre 2018 | Devoción Matutina para Jóvenes | La búsqueda del poder

 “No te alabes en presencia del rey ni ocupes un lugar entre gente importante” (Proverbios 25:6).

En el mundo de la política hay todo tipo de especímenes que luchan por agradar a quienes tienen autoridad y obtener su favor. Por supuesto, tratan de presentar su mejor sonrisa y destacar sus logros para impresionar al que manda. Sin embargo, la autopromoción resulta sospechosa. De acuerdo con la Biblia, el veredicto de otros es más objetivo (Proverbios 3:7). A la larga, el talento genuino es reconocido por los superiores (Proverbios 22:29).

Jesús enseñó una interesante parábola al respecto: “Cuando seas convidado por alguien a unas bodas no te sientes en el primer lugar, no sea que otro más distinguido que tú esté convidado por él, y viniendo el que te convidó a ti y a él, te diga: ‘Da lugar a este’, y entonces tengas que ocupar avergonzado el último lugar. Más bien, cuando seas convidado, ve y siéntate en el último lugar, para que cuando venga el que te convidó te diga: ‘Amigo, sube más arriba’. Entonces tendrás el reconocimiento de los que se sientan contigo a la mesa” (Lucas 14:7-10, RVR1995).

Un verdadero cristiano no debiera estar ansioso por obtener poder y autoridad. Los bochornosos espectáculos que se observan en el mundo de la política están fuera de lugar en la iglesia. Pero no siempre sucede así. “Muchos de nuestros hermanos corren el riesgo de procurar ejercer sobre otros un poder controlador y oprimir a sus semejantes. Existe el peligro de que aquellos a quienes se han confiado responsabilidades conozcan un solo poder: el de la voluntad no santificada. Algunos han ejercido este poder sin escrúpulos y han perjudicado grandemente a aquellos a quienes el Señor está usando. Una de las mayores maldiciones de nuestro mundo (que se ve en las iglesias y por doquiera) es el amor a la supremacía. Los hombres se dejan absorber por la búsqueda del poder y de la popularidad. Para nuestro agravio y vergüenza, este espíritu se ha manifestado en las filas de los observadores del sábado. Pero el éxito espiritual es solamente para los que han adquirido mansedumbre y humildad en la escuela de Cristo” (Testimonios para ¡a iglesia, t. 6, p. 396).

Un verdadero líder sabe valorar la humildad entre sus colaboradores. No se deja impresionar por el estilo grandilocuente, empalagoso y zalamero de nadie, sino por la prudencia, la discreción y la disciplina de quien puede cargar con mayores responsabilidades.

Pide hoy al Señor que te ayude a ser una persona humilde y deseosa de servir a Dios y al prójimo.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2018

¡RENUÉVATE!

Alejandro Medina Villarreal

Lecturas devocionales para Jóvenes 2018

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*