Miércoles 28 de febrero 2018 | Devoción Matutina para Jóvenes | Es de bien nacido ser agradecido

“La mujer bondadosa se gana el respeto; los hombres violentos solo ganan riquezas” (Proverbios 11:16, CST).

Labán era un hombre conflictivo, poderoso y desagradecido. Su mal carácter y descortesía habían marcado la vida de aquellos que lo rodeaban. En aquel entonces, David, el futuro rey de Israel, había conformado una pequeña milicia para defenderse de las persecuciones del rey Saúl. Sin embargo, representaba una importante protección para varios territorios de ladrones y salteadores. Fue así como Labán se benefició de la protección que David y sus hombres daban a sus tierras.
Un día, David envió mensajeros a Labán anunciándole que lo visitaría junto con sus hombres. Fiel a su actitud descortés, el viejo ganadero insultó a los mensajeros y despreció a David, advirtiéndoles que ni siquiera sabía quiénes eran. Las bochornosas palabras de Labán ofendieron a la tropa, la cual, junto con su líder, se dispuso a darle un escarmiento al dueño de una tierra que habían protegido durante un buen tiempo.
Parecía que esta vez nadie salvaría a Labán y los suyos de una catástrofe. Pero uno de los criados informó a Abigail, la esposa de Labán, sobre la gravedad de la situación. De inmediato, ella ordenó a los criados preparar alimentos para David y su gente y fue personalmente a encontrarse con ellos, a pesar del peligro que representaba. Abigail reveló gratitud, cortesía y generosidad. El futuro rey de Israel quedó desarmado ante semejante respuesta. Incluso quedó cautivado por la conducta de aquella mujer, cuyas actitudes sabias hicieron resaltar su belleza. Así que, después de la muerte de Labán, David la tomó por esposa.
El buen trato es fundamental para el sano desarrollo de las relaciones interpersonales, especialmente las que tienen que ver con la pareja. La cortesía, la gratitud, la bondad, entre otras, son virtudes que consolidan una relación amorosa. Son semejantes a una planta que recibe agua cada día, lo que le permite mantenerse viva; pero cuando no la riegas, comienza a morir paulatinamente.
Todo joven que sueña con una relación amorosa necesita aprender a desarrollar el buen trato hacia los demás. Antes que un cuerpo atractivo o un cabello muy bien tratado, está aquello que te convierte en una persona con la que vale la pena compartir la vida, a saber, la amabilidad.
Este día pídele a Dios que te ayude a transformar tu vida y hacerte idóneo para vincularte con los demás, en especial para hacer de ti una persona bondadosa, cortés y afectiva.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2018
¡RENUÉVATE!
Alejandro Medina Villarreal
Lecturas devocionales para Jóvenes 2018

Loading...
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*