Miércoles 21 de noviembre 2018 | Devocionales para Menores | En busca de un cometa

Él determina el número de las estrellas, y a cada una le pone nombre. Salmo 147:4.

El cometa Halley recibió su nombre en honor al astrónomo británico Edmund Halley, que calculó que el cometa sería visible desde la Tierra cada 76 años. Nadie había visto al cometa Halley desde 1910, hasta que hizo su esperada aparición en 1986. Los astrónomos habían estudiado el firmamento año tras año, en busca de algún rastro del cometa Halley y cualquier otro cuerpo celeste interesante. Durante casi todo 1982 hubo una carrera entre los astrónomos para encontrar primero al cometa Halley.

Un grupo de astrónomos del Observatorio McDonald en Estados Unidos, dormía durante el día y trabajaba de noche, en busca de evidencias del cometa Halley. Colocaban el enorme telescopio conectado con la computadora, y luego comenzaban a registrar el firmamento. Cuando encontraban algo que parecía ser el cometa, lo fotografiaban y luego movían un poco el telescopio para tomar más fotos. Luego las revelaban, y examinaban para ver si tenían al cometa Halley en imagen. Nunca lo supieron con certeza, hasta que apareció en 1986. Entonces ya estuvieron seguros.

Los cometas están integrados por trozos congelados de gas y piedra. No tienen luz propia, y solamente se pueden ver cuando pasan cerca del Sol y se calientan. Su núcleo es muy oscuro; de hecho, es uno de los objetos más oscuros de nuestro Sistema Solar. La próxima vez que se vea el cometa Halley será en 2062. Espero que ya estemos en el cielo, para que lo veamos de cerca.

Algunos astrónomos no dan a Dios el crédito por crear el universo y sus maravillas. Creen que todo es producto de la «casualidad». Intentan reunir los fragmentos de sus teorías, y nunca llegan a una explicación definitiva. Mucho de lo que ve la gente no tiene sentido, hasta que se da cuenta de que Dios creó los cielos y la tierra. El Creador los conoce a fondo¡ hasta sabe cuántas estrellas hay y cómo se llaman. Pon tu fe y tu confianza en Dios, pues él sabe todo y te conoce también. ¡Agradécele hoy por el conocimiento de los cuerpos celestes que creó!

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018

LLAMAS, LEOPARDOS Y LAGARTIJAS

Hechos no muy conocidos de la creación de Dios

Charles C. Case

Lecturas Devocionales para niños 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*