Miércoles 18 de noviembre 2020

Devoción Matutina para Damas 2020

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020 – Un día a la vez 2 – Portada libro

Aprovechemos la herramienta que tenemos

 

UN DÍA A LA VEZ

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020

 

“Y al orar, no hablen solo por hablar como hacen los gentiles” (Mat. 6:7, NVI).

Una joven esposa le preguntó un día a su marido:

—Amor, ¿qué le dices al Señor cuando oras por los alimentos?

—¿Y esa pregunta? —quiso saber el esposo—, ¿No crees que digo lo mismo que tú o parecido?

—¡Imposible! —respondió ella al instante-. Yo nunca he hecho una oración de cuatro segundos. Dime, ¿Qué es lo que se le puede decir a Dios en cuatro segundos?

Él, frunciendo el ceño y sintiéndose algo molesto, le explicó:

—Gracias, Señor, por la comida. Amén. ¿Será que hace falta decir algo más? Yo no sé si hace falta decir algo más, o si tiene sentido discutir por la longitud de nuestras oraciones, pero lo que sí sé son dos cosas: 1) que la oración debe ser una comunicación plena de significado y 2) que a veces desaprovechamos esa herramienta tan poderosa que tenemos a nuestro alcance.

  1. Una comunicación plena de significado. Nuestras oraciones deben tener una razón de ser; deben tener una lógica; deben ser sentidas y contar con el respaldo de una mente concentrada en lo que está diciéndole al Señor. Da igual si son cortas o largas, lo que no da igual es que sean mecánicas o intencionales. El bla bla bla; la pura palabrería sin autenticidad, sin entrega, sin compromiso, sin ser de verdad, no sirve de mucho en la oración. Lo que sirve es estar presente, hablando con Dios como hablaríamos con una amiga.

  2. Una herramienta a menudo desaprovechada. Fíjate en esta cita de Elena de White: “Los creyentes que se vistan con toda la armadura de Dios y que dediquen algún tiempo diariamente a la meditación, la oración y el estudio de las Escrituras, se vincularán con el cielo y ejercerán una influencia salvadora y transformadora sobre lo que los rodea. Suyos serán los grandes pensamientos, las nobles aspiraciones y las claras percepciones de la verdad y el deber para con Dios. […] Sus sinceras oraciones penetrarán a través del velo. Esta clase de personas poseerá una confianza santificada para comparecer ante la presencia del Infinito. […] se convertirán en personas refinadas, elevadas y ennoblecidas por causa de esa asociación íntima con Dios. Tal es el privilegio de los verdaderos cristianos” (La oración, p. 23).

Fíjate todo lo que nos perderemos si no cultivamos la oración diaria. Es una herramienta (privilegio) que está a nuestro alcance. No la desaprovechemos.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020

UN DÍA A LA VEZ

Patricia Muñoz Bertozzi

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*