Miércoles 17 de abril 2019 | Devoción Matutina para Jóvenes 

Universalidad

Devoción matutina para Jóvenes 2019 - Volando alto

Devoción matutina para Jóvenes 2019 – Volando alto

 

Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo. Juan 12:32.

 

La crucifixión de Cristo congregó a todos los grupos de seres inteligentes. Ahí estuvo la Divinidad: el Padre, envuelto en misericordiosas tinieblas; el Espíritu Santo, sosteniendo la vida espiritual del Redentor; y sobre la cruz, el divino Cordero, ofreciendo su vida en sacrificio.

Acudieron también los seres angélicos, los leales y los rebeldes, unos para alentar a su Creador, otros para atacarlo.

Y los seres humanos, representados por género, estratos y etnias vinieron al Gólgota. Los autores intelectuales y materiales de la crucifixión de Cristo estuvieron ahí. Anás y Caifás, con su séquito de infames sanedrines fueron a verificar su osadía. También acudieron los familiares, seguidores y simpatizantes del humilde Nazareno: María de Nazaret, Juan el discípulo, María Magdalena, Nicodemo y José de Arimatea, las mujeres que le sirvieron, Simón de Cirene y aquellos que quisieron ver el fin de tan admirable Profeta.

Los gobernantes y los delincuentes, los romanos y los judíos, los varones y las mujeres, fueron convocados por la grandeza de un Hombre que moría ofendido, pero no envilecido, ejecutado pero no derrotado. Ante la cruz de Cristo, bisagra de los tiempos, se reunieron los siglos: los pasados, para volcar ahí sus profecías mesiánicas, y los del futuro, en el relanzamiento de la historia. Bajo los fulgores del fanal de la cruz se abrió el sendero de la esperanza. Bien podía aplicarse a la humanidad el vaticinio acerca de los galileos que decía: “El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; y a los asentados en región de sombra de muerte, luz les resplandeció” (Mat. 4:16).

Así, el “Cordero de Dios”, que vino a quitar “el pecado del mundo” (Juan 1:29), al pie de su cruz congregó a quien lo envió, a quien lo ungió, a quien lo resistió y a quienes benefició. Hoy, como entonces, Cristo en la cruz sigue repitiendo su llamamiento multicultural: “Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo” (Juan 12:32). Deja que te atraiga, y vivirás.

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2019

VOLANDO ALTO – VALORES

Lecturas devocionales para Jóvenes 2019

Compartir
  • 13
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • 13
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*