Miércoles 14 de octubre 2020

Devoción Matutina para Damas 2020

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020 – Un día a la vez 2 – Portada libro

El trabajo duro

 

UN DÍA A LA VEZ

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020

 

“Trabaja duro y serás un líder; sé un flojo y serás un esclavo” (Prov. 12:24, NTV).

 

Siendo bebé, Helen Keller padeció unas fiebres que le ocasionaron sordera y ceguera permanentes. Esto supuso para ella un golpe tan traumático que, durante años, tuvo una rebeldía incontrolable. Y al no ser capaz de comunicarse con nadie, se encerraba todavía más en ella misma y en su mala actitud. Era difícil poder ayudarla. La ayuda llegó finalmente a través de una joven especialista en educación de personas ciegas, a la que sus padres buscaron para sacar a Helen de su encierro. La joven se llamaba Anne Sullivan.

Anne tenía su propia experiencia con los problemas de visión a causa de una enfermedad que había padecido Llamada tracoma, y eso la llevó a estudiar en una escuela para ciegos de Boston. Gracias a varias operaciones quirúrgicas, su vista mejoró y se convirtió en una estudiante muy destacada. Cuando se trasladó a Alabama para cuidar a Helen, el reto era sacarla de la incomunicación total en que vivía. Eso requería un esfuerzo tremendo por parte de las dos, y ambas estuvieron dispuestas a hacerlo. Primero, Anne iba poniendo objetos en una mano de Helen mientras, sobre la otra mano, deletreaba con sus dedos el nombre del objeto. Pasó un tiempo hasta que Helen comprendió lo que Anne estaba haciendo, pero el momento llegó y, a partir de entonces, todo cambió para ella. Tanto, que aprendió a leer y a escribir. También aprendió a hablar. ¿Cómo? Anne ponía la mano de Helen en su propia garganta mientras hablaba, para que Helen se fijara en los cambios en las cuerdas vocales y luego repitiera esas mismas vibraciones con su voz.

Helen llegó a ser la primera persona sordociega en tener un título universitario. De ser una niña que tiraba platos y hacía berrinches porque no se conformaba con su mundo silencioso, pasó a ser autora, activista política y oradora.

Son increíbles los frutos que ambas mujeres cosecharon en su vida gracias al trabajo esforzado, diligente y sin descanso. Ambas trabajaron duro, y ambas se convirtieron en líderes cuya influencia perdura hasta el día de hoy. El verdadero éxito en esta vida no está en esperar heredar una fortuna o tener delante de nosotras un camino fácil, sino en el trabajo esforzado hecho con humildad y dependencia del Señor.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020

UN DÍA A LA VEZ

Patricia Muñoz Bertozzi

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*