Martes 8 de septiembre 2020

Devoción Matutina para Jóvenes

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020 – Persigue tus sueños – Portada libro

Harriet Beecher Stowe

Los que están vivos al menos saben que un día van a morir, pero los muertos no saben nada. Ya no reciben más recompensas, y nadie los recuerda. Eclesiastés 9:5.

Hattie, de cinco años de edad, sentía que se le iba a quebrantar el corazón. Había llorado hasta el cansancio. Tenía los ojos rojos e hinchados, pero el horrible nudo que tenía en la garganta no desaparecía. Oía la voz solemne del ministro que hablaba acerca de la inmortalidad y la resurrección. Pero no entendía ni media palabra de lo que decía el pastor.

Siguió al féretro por el camino a la tumba recién abierta, mientras lloraba en silencio. Apenas se daba cuenta de los demás dolientes que la rodeaban, vestidos de luto y que lloraban con tristeza.

Tomó de la mano a su hermanito de tres años de edad. Juntos, se pararon al borde de la tumba y observaron a los hombres que bajaban lentamente el ataúd a las entrañas de la tierra fría. ¿Por qué lo hacían? ¿Qué significaba estar muerto? ¿A dónde se había ido mamá? ¿Por qué no regresaría jamás?

-Mamá se ha ido al cielo, para estar con Jesús -la consoló papá y la estrechó contra su pecho-. En este momento se encuentra en las calles de oro de la Nueva Jerusalén, cantando alabanzas con los ángeles.

“Qué raro -pensó Hattie- Siempre había creído que el paraíso está en algún lugar del cielo. Entonces ¿por qué la depositan en un hoyo en el seno de la tierra?”

Cuando regresaron a casa, todos los dolientes hablaban acerca de la manera en que la pobre Sra. Beecher se había ido al cielo. Enrique, de tres años de edad, los escuchó por unos momentos, luego corrió hacia el establo. Sacó una pala vieja y comenzó a cavar la tierra en el jardín.

-¿Qué haces, niño? -le preguntó su hermana mayor, Catalina-, Estás ensuciando tu traje. A papá no le va a gustar.

-Voy a ir al cielo a encontrarme con mamá -dijo el pequeñuelo.

Enrique ignoraba que aun cuando pudiera ir al cielo, no encontraría a su mamá allí. Todavía estaba en el ataúd, enterrada bajo dos metros de tierra. Allí permanecerá hasta que Cristo venga por segunda vez. Hasta ese día, cuando escuche su voz llamándola a salir de allí, no sabrá nada. No será sino hasta el día de la resurrección cuando se enterará de que su hija Harriet fue famosa por escribir un libro sobre la esclavitud titulado Uncle Tom’s Cabin [La cabaña del tío Tom]

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020

PERSIGUE TUS SUEÑOS Más allá de los obstáculos

Dorothy E. Watts

Lecturas devocionales para Jóvenes 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*