Martes 30 de junio 2020

Devoción Matutina para Adultos 2020

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2020 – Buena medicina es el corazón alegre – Portada libro

La fidelidad en el servicio

 

BUENA MEDICINA ES EL CORAZÓN ALEGRE

Lecturas devocionales para Adultos 2020

 

‘‘¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo? Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, lo halle haciendo así” (Mateo 24:45, 46).

En diciembre de 1944, un oficial del cuerpo de inteligencia japonés, llamado Hiroo Onoda, desembarcó en la isla filipina de Lubang, junto con otros soldados. Había recibido órdenes de sabotear aeródromos y puertos para evitar la invasión del enemigo. Su lema era resistir y preferir la muerte, antes que la rendición o la captura. Solo dos meses más tarde, los norteamericanos desembarcaron en la isla y tomaron posesión de ella. Entonces Onoda y tres soldados se refugiaron en la selva para evitar ser capturados. Cuando en agosto de 1945 finalizó la Segunda Guerra Mundial, ellos todavía seguían escondidos. Imaginando que algún soldado pudiese permanecer oculto, un general japonés solicitó que se lanzaran folletos sobre las islas, que indicaran el fin de la guerra. Sin embargo, cuando Onoda leyó el mensaje, desconfió de su veracidad y se internó aún más en las montañas. Durante los siguientes años, siguieron otros intentos por encontrarlos y convencerlos del fin de la guerra. Pero las cartas, las fotos o la misma presencia de sus familiares fueron interpretados como sagaces trucos para lograr su rendición. Hacia 1972, Onoda era el único sobreviviente que permanecía fiel a su cometido. Finalmente, y luego de dos años de búsqueda, Norio Suzuki, un explorador japonés logró ubicarlo y comprendió lo que motivaba su tenacidad:

—A menos que reciba la orden de mi superior, permaneceré fiel a mi deber —fueron las categóricas palabras de Onoda.

De esta manera, Suzuki volvió a Japón y ubicó al comandante Taniguchi que, retirado de la vida militar, trabajaba en una librería. Juntos viajaron a la isla de Lubang, y ataviado como en tiempos de guerra, el comandante ordenó a Onoda el cese de todas sus operaciones. Habían pasado casi treinta años del final de la guerra cuando Onoda volvió a su país siendo condecorado como héroe nacional.

La fidelidad en el servicio es primordial para un buen soldado de Cristo. Sea en tiempos de guerra o de paz, Dios nos ha dado responsabilidades respecto a nuestro prójimo que no podemos ignorar. El comandante del cielo regresará a buscarnos y con esperanza consultará: “¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa…? Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, lo halle haciendo así. De cierto os digo que sobre todos sus bienes lo pondrá”.

Decide hoy mostrar fidelidad en el servicio hasta el día en que regrese Jesús.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2020

BUENA MEDICINA ES EL CORAZÓN ALEGRE

Julián Melgosa y Laura Fidanza

Lecturas devocionales para Adultos 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Librería IADPA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*