Martes 27 de octubre 2020

Devoción Matutina para Jóvenes

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020 – Persigue tus sueños – Portada libro

Alicia Fitzgerald

 

Jesús le contestó: Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie puede ir al Padre si no es por medio de mí. Juan 14:6.

 

Alicia Fitzgerald, sentada en la cabina de uno de los camiones del ejército, sacaba la cabeza por la ventana. El chofer hacía lo mismo por la otra, tratando de ver el camino en medio de una oscuridad casi total en la campiña francesa. Era el tiempo de la Primera Guerra Mundial, e iban por el camino de la línea de fuego hacia el hospital.

-Enfermera, estamos perdidos -confesó finalmente el soldado mientras detenía el camión.

En la quietud de la noche, podían escuchar los disparos en la distancia.

-Estamos cerca de las trincheras, y no sé si esos disparos son del enemigo o de los aliados…

-Y bien, ¿por qué no seguimos adelante y lo averiguamos?

El chofer rió a carcajadas.

-¿Tiene ganas de morir? En la oscuridad no sabrían quiénes somos. Dispararían primero y luego averiguarían de quiénes se trataba.

-Entonces regresaremos y buscaremos el camino que nos pasamos -decidió Alicia-. Hace varios kilómetros pasamos una casa de campo.

Pronto llegaron a ella y tocaron a la puerta. Pasó un buen rato hasta que la puerta se abrió y un anciano les dijo rápidamente algo en francés.

-No entiendo nada -dijo el soldado-. ¿Y tú?

Alicia asintió con la cabeza.

-Estamos extraviados -le explicó en francés al anciano-. Dígame cómo llegar a London Casualty Clearing Station.

El anciano les indicó la ruta y pronto reanudaron su viaje.

Una vez en el camión, Alicia le dijo al chofer:

-Debemos retroceder un kilómetro y medio más y luego girar a la izquierda. Ese camino nos conducirá directamente a la estación. De alguna manera lo pasamos por alto en medio de la oscuridad.

Hay muchos que están perdidos, como Alicia Fitzgerald y su chofer aquella noche hace tantos años. Al no tener la plena convicción del camino a la vida eterna y la felicidad, siguen el camino ancho, por donde viaja la mayoría de las personas. ¡De repente se dan cuenta de que se dirigen hacia serios problemas! Lo mejor que se puede hacer en esa circunstancia es volverse y encontrar el camino correcto. Este no es el camino de los placeres mundanales, no es el camino de la fama ni la fortuna; ni siquiera es el camino de ser miembro de una iglesia. Es el camino de la Cruz. ¿Estás en el camino correcto?

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020

PERSIGUE TUS SUEÑOS Más allá de los obstáculos

Dorothy E. Watts

Lecturas devocionales para Jóvenes 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*