Martes 27 de marzo 2018 | Devoción Matutina Adolescentes

Dos impulsivos y una tipa genial

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018 UNA AÑO EN LA PALABRA Dwain Neilson Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018
UNA AÑO EN LA PALABRA
Dwain Neilson
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

1 Samuel: 25-27

David le dijo entonces a Abigail: “Bendito sea el Señor, Dios de Israel, que te ha enviado hoy a mi encuentro!” (1 Samuel 25:32).

No estoy seguro de lo que me pasó una mañana de camino al trabajo. ¡Espera!

Sí estoy seguro. Era una mujer en un pequeño auto gris (en este momento me sale humo de los oídos de solo pensar en ella). Yo me preparaba para cambiar de carril, respetando el tránsito, cuando ella se metió delante de mí. Pisé los frenos a fondo. “No me vio”, pensé. Mi corazón casi se detuvo ante la proximidad del otro vehículo. Repetía en mi cabeza: “Todo está bien. Solo cálmate. Respira profundo”. Pero no sirvió. Ella aceleró y se alejó de mí, cruzando entre los diferentes carriles. Cuando el tránsito en el carril de alta velocidad se volvió lento, ella se pasó al carril de la derecha, el de baja velocidad, para pasar más autos.

Pero cuando el tránsito delante de ella aminoró su marcha, la susodicha se pasó a mi carril, cortándome nuevamente el paso. Otra vez casi chocamos. ‘Esa fue la gota que derramó…” pensé enojado, y decidí perseguirla como en la Fórmula 1. Me pasé a su carril y manejé velozmente, pegado a su coche durante muchas salidas de la autopista. (No puedo decirte las cosas que le grité desde mi auto.)

No fue uno de mis mejores momentos. Después de casi chocar varias veces, vi a señal de mi salida y avancé a través de los carriles de la autopista para salir sobre la hora. Cuando llegué al trabajo estaba tan enojado que tuve que quedarme sentado en mi auto hasta calmarme. Luego tuve que pedir a Dios que me perdonara por mi actitud en la autopista ese día, y agradecerle por salvar mi vida.

Cuando nos enojamos podemos cometer grandes errores. En la lectura de hoy, David cometió un enorme error cuando pensó en matar a Nabal y a los hombres de su casa. Nabal había insultado a David, pero la reacción de este fue exagerada. Dios usó a Abigail para salvar las vidas de Nabal y de todos los hombres de su casa.

Si te enojas con facilidad, respira profundamente y pide a Dios que te ayude a calmarte.

NO DEJES DE LEER

Es el  cuento de nunca acabar.Saúl vuelve a las andadas 1 Samuel 26.

 DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

UNA AÑO EN LA PALABRA

Dwain Neilson

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*