Martes 25 de junio 2019 | Devoción Matutina para Damas 

Apóstol a los apóstoles ( María Magdalena)

Devoción matutina para Damas 2019 - Hijas del Rey 2

Devoción matutina para Damas 2019 – Hijas del Rey 2

Fue entonces María Magdalena para dar a los discípulos las nuevas de que había visto al Señor, y que él le había dicho estas cosas. Juan 20:18.

 

Amanece el primer día de la semana. Los discípulos de Jesús se han reunido en una casa. De pronto llega María Magdalena corriendo y les dice que fue a la tumba del Señor y vio la piedra removida. ¿Quién puede creer semejante cuento? Pedro y Juan quieren confirmar que no se trata de la imaginación de una mujer engañada por sus emociones, y corren hacia la tumba. Juan se asoma al sepulcro vacío. Pedro lo sigue. Ven el sudario del Señor, pero no pueden creer que Jesús ha resucitado. Vuelven ante los demás discípulos.

Pero María se queda. No bastan estas «evidencias”. Tiene que haber otra explicación. Quiere saberla. Piensa que, si se marcha, nunca tendrá la respuesta, y el granito de fe que aún late en su corazón no la deja separarse de ese lugar de misterio e incógnita. Llora de tristeza, pero también de frustración. ¿Se habrán robado el cadáver?

De pronto aparecen dos hombres vestidos de blanco: “Mujer, ¿por qué lloras», le preguntan. “Porque se han llevado a mi Señor y no sé dónde lo han puesto” Luego mira hacia atrás, y Jesús se le aparece (ver Juan 20:14-16). No cae en la cuenta de que es el mismo que ella busca. «Mujer, ¿por qué lloras? ¿A quién buscas?» Aquí tenemos a una mujer rodeada de dos ángeles y del mismo Rey del cielo, ¡y no lo reconoce!

De pronto Jesús la llama por su nombre: «María». Entonces ella lo reconoce. «¡Raboni!», exclama, e intenta tocarlo. Él la detiene: no puede tocarlo porque no ha subido a su Padre. Pero Jesús tiene una tarea para esta dis- cípula: «Ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios». Ella corre a darles la noticia (vers. 17,18).

Esta historia ilustra cómo Dios llama a sus siervos y cuáles son las condiciones para ser llamados a servir: el amor a Dios, la libertad del pecado, y el deseo de mostrar gratitud por lo que el Señor ha hecho por nosotras. Es eso lo que nos constriñe y nos impulsa a salir de nuestro círculo de actuación predecible y ¡lanzarnos a grandes empresas para el Señor! –LMG

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2019

HIJAS DEL REY

Diane de Aguirre (Compiladora)

Lecturas Devocionales para Mujeres 2019

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*