Martes 15 de septiembre 2020

Devoción Matutina para Adultos 2020

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2020 – Buena medicina es el corazón alegre – Portada libro

Crisis en la familia

 

BUENA MEDICINA ES EL CORAZÓN ALEGRE

Lecturas devocionales para Adultos 2020

 

“Más tú, Jehová, ¡no te alejes! Fortaleza mía, ¡apresúrate a socorrerme!” (Salmo 22:19).

 

Las familias, al igual que los individuos, pasan por momentos de tensión que pueden precipitar una crisis. Los cambios relacionados con el desarrollo como el nacimiento de un hijo, el nido vacío, la jubilación, entre otras, presentan momentos de tensión previsibles. Un accidente automovilístico, ser despedido del trabajo, los desastres naturales o la separación marital son cambios imprevisibles y tienen un mayor impacto en los miembros de la familia.

Uno de los cambios más drásticos que he vivido con mi familia (L) fue el de trasladarnos a vivir a Italia. Nuestro objetivo era realizar estudios de posgrado, pero después de seis meses de vivir en dicho país nuestra situación era bastante complicada. Como extranjeros, trabajábamos cuidando ancianos, ayudando a niños inmigrantes en sus tareas escolares o haciendo limpieza en algunas casas u oficinas. Un día, mientras me dirigía al trabajo, oré a Dios de esta manera: “Señor, no doy más. Me levanto a las cuatro de la mañana para ir a trabajar pero, cuando estoy allá, pienso constantemente en mis hijos; y cuando estoy con ellos, necesito estudiar o estoy pensando en que debo ir a trabajar; y siento que no estoy haciendo bien las cosas. Ni estudio, ni trabajo, ni cuido bien de los chicos. Por favor, ¡ayúdanos!” Esa misma semana, un amigo, nos animó a participar en un concurso académico y postular a una beca de estudios de doctorado que otorgaba el gobierno. Luego de unos meses, y como algo casi imposible de alcanzar, entre cuatro mil postulantes, tanto mi esposo como yo obtuvimos dichas becas; por lo que, en los siguientes años, pudimos dedicarnos a los estudios sin necesidad de trabajar.

Recuerdo vívidamente las necesidades y perplejidades de aquellos días, pero también recuerdo que tomaba fuerza y aliento cuando recordaba que en “el momento de mayor desaliento es cuando más cerca está la ayuda divina” (El Deseado de todas las gentes, p. 487). Es decir, cuanto más complicada parecía la situación más podíamos alimentar la esperanza de auxilio. Han pasado muchos años desde entonces y en nuestra mente han quedado grabadas las experiencias del cuidado de Dios cuando clamamos: “Mas tú, Jehová, ¡no te alejes! Fortaleza nuestra, ¡apresúrate a socorrernos!”

Tal como ocurre en las crisis individuales, la resolución de la crisis familiar puede comportar un crecimiento para la familia. Con el tiempo, podemos mirar hacia atrás “con agradecimiento, a la parte más oscura del camino” y salir “de toda tentación y prueba con una fe más firme y una experiencia más rica” (ibíd.).

En medio de una crisis, tú también puedes clamar a Dios. Puedes suponer confiadamente que la ayuda ¡viene de camino!

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2020

BUENA MEDICINA ES EL CORAZÓN ALEGRE

Julián Melgosa y Laura Fidanza

Lecturas devocionales para Adultos 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*