Martes 13 de abril 2021 | Devoción Matutina para Jóvenes 2021

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2021 ETIQUETAS PARA REFLEXIONAR Carolina Ramos Lecturas devocionales para Jóvenes 2021

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2021
ETIQUETAS PARA REFLEXIONAR
Carolina Ramos
Lecturas devocionales para Jóvenes 2021

Te quiero, mi Señor

“Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes” (Dan. 6:10).

El himno “Te quiero, mi Señor”, en inglés se titula “Te necesito a cada hora”. La compositora de este himno escribió la letra pensando en su necesidad constante de Dios. Ama de casa y madre de tres niños, notaba que las tareas domésticas serían una carga mucho más tediosa si no contaba con la compañía divina y la alegría que le daba ese apoyo a todas horas.
En la Biblia encontramos la historia de Daniel, un hombre que también sentía la necesidad de buscar a Dios varias veces al día. De hecho, esa fidelidad y búsqueda casi le costaron la vida.
Daniel no había perdido su costumbre de orar a Dios. Tan conocido era este hábito suyo, que el rey Darío, cuando con tristeza vio cómo lo echaban al foso de los leones, le deseó: “El Dios tuyo, a quien tú continuamente sirves, él te libre” (Dan. 6:16, la cursiva es nuestra).
También fue lo primero que le dijo cuando, esperanzado, se acercó al día siguiente para ver si seguía vivo. “Daniel, siervo del Dios viviente, el Dios tuyo, a quién tú continuamente sirves, ¿te ha podido librar de los leones?” (Dan. 6:20).
El rey Darío no concebía al Dios de Daniel separado de esa permanente fidelidad de su hijo. Ser siervo de Dios era su identidad.
Gracias a la diligencia y la fidelidad de Daniel en su relación visible con Dios, este rey pagano llegó a decir: “Que en todo el dominio de mi reino todos teman y tiemblen ante la presencia del Dios de Daniel; porque él es el Dios viviente y permanece por todos los siglos, y su reino no será jamás destruido, y su dominio perdurará hasta el fin” (vers. 26).
Si bien sabemos que Dios no obliga así a sus súbditos a adorarlo, notamos con el edicto del rey que él reconocía que, así como Daniel lo servía continuamente, Dios es un Dios que continuamente vive y permanece con sus hijos fieles. Sigue siendo el mismo Dios.
Este himno tiene cuatro estrofas. ¿Qué te parece si hoy marcas cuatro alarmas en tu celular y haces una pausa para orar y cantar una de estas cuatro estrofas cada vez?

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2021
ETIQUETAS PARA REFLEXIONAR
Carolina Ramos
Lecturas devocionales para Jóvenes 2021



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*