Martes 11 de diciembre 2018 | Devoción Matutina Menores 

El tieke de Nueva Zelanda

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018 UN PLANETA INCREIBLE Charles C. Case Lecturas Devocionales para niños 2018

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018
UN PLANETA INCREIBLE
Charles C. Case
Lecturas Devocionales para niños 2018

 

Tú, Señor, eres mi protector, mi lugar de refugio, mi libertador, 2 Samuel 22: 2.

 

Entre los años 750 y 1300, un grupo de colonos polinesios llamados maoríes fueron los primeros en emigrar a la isla hoy llamada Nueva Zelanda, y ahí se establecieron. Descubrieron que la isla tenía extensos bosques y era rica en insectos y aves. Solamente había dos especies de mamíferos, ambos murciélagos. Así que los maoríes comenzaron a importar otros animales a la isla.

Llevaron perros, gatos, cerdos, cabras, reses, puercoespines, martas, zarigüeyas, ualabíes y comadrejas. El objetivo de llevar zarigüeyas era comenzar un comercio de pieles, pero nunca se materializó. Al pasar el tiempo, otros colonos llevaron ratas, con la esperanza de que, en conjunto con los perros, se deshicieran del pájaro no volador moa. También talaron más del 70% de los árboles para tener tierras agrícolas. Pero así destruyeron el hábitat de varias aves, en particular del tieke.

Los tiekes son negros con una mancha castaña en su espalda y tienén una cresta carnosa, usualmente anaranjada, en la esquina de sus picos. Según la leyenda maorí, el dios Maui y sus hermanos una vez entramparon al sol y lo vencieron. Dijeron al sol que se moviera más lentamente para que la gente tuviera un día más largo. Maui tema calor y sed; pidió al tieke que le llevara agua. El pájaro se negó, así que Maui lo tomó y lo lanzó lejos de él, dejándole dos marcas de quemaduras de sus ardientes manos en la espalda. Los maoríes creen que así recibió el tieke sus dos marcas marrones, que parecen una silla de montar, en su espalda. Las leyendas pueden resultar entretenidas, ¿pero no es mejor creer en un Creador?

Para salvar al tieke y a otras aves de la extinción, los neozelandeses apartaron varias islas deshabitadas rocosas y las convirtieron en santuarios. Los tiekes han comenzado a aumentar en número de nuevo, después de estar casi extintos.

Jesús es nuestra roca y salvación. Podemos depender de él porque es firme y jamás cambia. Deposita tu confianza en Jesús, la roca sólida. Siempre tendrás un inamovible fundamento con él.

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA MENORES 2018

UN PLANETA INCREIBLE

Charles C. Case

Lecturas Devocionales para niños 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*