Lunes 31  de diciembre 2018 | Devoción Matutina Adultos 

Oración de esperanza

Devoción matutina para adultos 2018 Las oraciones más poderosas de la biblia Ricardo Bentancur Lecturas devocionales para Adultos 2018

Devoción matutina para adultos 2018
Las oraciones más poderosas de la biblia
Ricardo Bentancur
Lecturas devocionales para Adultos 2018

Ciertamente vengo en breve. Amén; sí, ven, Señor Jesús. Apocalipsis 22:20.

Querido Jesús:

Gracias por buscarnos sin que te hubiéramos buscado. Gracias por buscarnos antes de que te invoquemos. Gracias por cada día que nos diste de vida. Gracias por cada aliento de esperanza. Gracias, porque si hemos elevado una oración que ha subido a ti como incienso fragante ha sido por la obra intercesora del Espíritu Santo.

Hoy, en el último día del año, tu Espíritu una vez más nos llama, y nos invita con tiernas palabras que llenan nuestro corazón de esperanza: “Ven. Y el que tiene sed, venga;y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente (Apoc. 22:17).

Hemos recorrido de tu mano un largo sendero de segundos, minutos, horas, semanas y meses. Cada momento tuvo el brillo de la eternidad, porque tu mirada nos hace eternos. Aunque nuestra vida pueda parecer insignificante ante los ojos humanos, sabemos que para ti es profundamente significativa.

Hemos derramado nuestra alma en cada una de las oraciones que elevaron los hombres y las mujeres del Sagrado Registro. Miles de millones de oraciones han sido elevadas ante ti por la humanidad, y ningún registro las conservó. ¡Cuántas son! Pero sabemos que tú tienes memoria de la oración humilde y sincera de ese hijo anónimo, cuyo nombre está escrito en el Libro del Cordero.

Nuestras oraciones han mostrado nuestros rostros humanos: débiles, sinceros, errantes, ignorantes, valientes, hipócritas, cobardes, sabios, sufrientes, alegres, contradictorios. ¡Pero tu rostro ha resplandecido en cada una de esas oraciones!

En este viaje del año que hoy termina, nuestra vida ha transitado caminos anchos, senderos angostos y desfiladeros. Hemos subido montañas, transitado por valles, y navegado en ríos anegados y océanos profundos. Pero siempre supimos que nos guiaba desde lo alto la Estrella de Belén. ¡Gracias, Jesús, porque has respondido nuestras oraciones: a veces, audiblemente; otras veces, con el silencio!

Hoy, Señor, llegamos alfin de un año, pero gracias a ti podemos esperar un nuevo amanecer. Nuestro corazón anhela el fin de este viaje de la vida, el fin del sufrimiento. Nuestros pies están sangrando. Queremos el amanecer eterno. Por eso, el clamor que se eleva desde lo más profundo del corazón de quienes hemos hecho este viaje juntos es: “¡Sí, ven, Señor Jesús!”

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018

LAS ORACIONES MÁS PODEROSAS DE LA BIBLIA

Ricardo Bentancur

Lecturas devocionales para Adultos 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*