Lunes 31 de diciembre 2018 | Devoción Matutina Adolescentes 

Lo vi

Devoción matutina para adolescentes 2018 Un año en la Palabra Dwain Neilson Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Devoción matutina para adolescentes 2018
Un año en la Palabra
Dwain Neilson
Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Apocalipsis 19-22

Después vi un cielo nuevo y una tierra nueva (Apocalipsis 21:1).

 

Si existió alguna vez alguien que necesitaba ver la Nueva Jerusalén, ese fue Juan. Después de haber visto las escenas de destrucción que leimos ayer, Dios mostró al apóstol un panorama espectacular. Quisiera terminar con lo que vio Juan, como lo presenta la Nueua Traducción Viuiente.

Entonces vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían desaparecido y también el mar. Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo desde la presencia de Dios, como una novia hermosamente vestida para su esposo.

Oí una fuerte voz que salía del trono y decía: “¡Miren, el hogar de Dios ahora está entre su pueblo! Él vivirá con ellos, y ellos serán su pueblo. Dios mismo estará con ellos. Él les secará toda lágrima de los ojos, y no habrá más muerte ni tristeza ni llanto ni dolor. Todas esas cosas ya no existirán más”.

Y el que estaba sentado en el trono dijo: “¡Miren, hago nuevas todas las cosas!” Entonces me dijo: “Escribe esto, porque lo que te digo es verdadero y digno de confianza”. También dijo: “¡Todo ha terminado! Yo soy el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin. A todo el que tenga sed, yo le daré a beber gratuitamente de los manantiales del agua de la vida. Los que salgan vencedores heredarán todas esas bendiciones, y yo seré su Dios, y ellos serán mis hijos.

“Pero los cobardes, los incrédulos, los corruptos, los asesinos, los que cometen inmoralidades sexuales, los que practican la brujería, los que rinden culto a ídolos y todos los mentirosos, tendrán su destino en el lago de fuego que arde con azufre. Esta es la segunda muerte”. (Apoc. 21:1-8, NTV).

La visión de Juan es para todas las personas hambrientas de nuestro mundo. Es para el chico que tiene baja autoestima, y la madre que muere de cáncer. Es para los pandilleros de Los Ángeles y Bagdad. Es para el hombre que conocí en una iglesia y sentía que Dios lo había abandonado. Es para el joven que tiene sida y publicó en Internet un video explicando por qué contagia a chicas desprevenidas. Si él se arrepiente, la sangre de Jesús limpiará sus pecados y también podrá ir al cielo.

Es para mí.

Es para ti.

NO DEJES DE LEER

¿Irás al cielo? Te veré allá.¡ No pierdas la fe y vive con valentía!

 

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

UN AÑO EN LA PALABRA

Dwain Neilson

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*