Lunes 31 de agosto 2020

Devoción Matutina para Jóvenes

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020 – Persigue tus sueños – Portada libro

Eddie Rickenbacker

“¡Socorro, Señor!”, clamaron en medio de su dificultad, y él los salvó de su aflicción. Salmo 107:13.

Era el año 1942. Estados Unidos acababa de Ingresar en la Segunda Guerra Mundial. Eddie Rickenbacker volaba con otros hombres de Hawaii a Australia. Llevaba un mensaje secreto para el general Douglas MacArthur. Debía detenerse en la Isla Cantón en el curso del viaje. Inexplicablemente, no localizaron la isla y tuvo que sobrevolar cuatro horas buscándola. Al avión se le acabó el combustible y Rickenbacker se vio en la necesidad de realizar un aterrizaje forzoso en el océano. Los sobrevivientes tenían solo tres balsas infiables… y cuatro naranjas.

Al séptimo día se les acabaron las naranjas, y el aguijón del hambre y la sed empezó a hacerse sentir en forma dramática. Los náufragos solo hablaban de comida.

-Traten de no pensar siquiera en la comida -les advirtió Rickenbacker-, Solo les dará más hambre.

-Ya nada me hará sentir peor de lo que me siento ahora -se quejó el coronel Hans Adamson.

A causa de la fuerte insolación tropical que sufrió, se le había hinchado y ampollado la piel. El agua salada le lastimaba la piel al punto de agrietársele y arderle intensamente. Tenía la boca llena de llagas.

-¡ Deja de quejarte! -ordenó el capitán Cherry-. ¡ No estás en peor condición que los demás!

Aunque Eddie les había advertido que no bebieran el agua salada, el sargento Alex lo había hecho de todos modos. Ahora, yacía delirante y en muy mal estado en una de las balsas.

-Es tiempo de orar -dijo el capitán Cherry.

-¡Oh, Dios, sálvanos, porque perecemos! -dijo uno de los hombres. -Por favor, mándanos agua y alimentos -pidió otro.

Al día siguiente, ocurrió el milagro. Apareció una gaviota de la nada y se paró sobre la cabeza de Eddie. Cuidadosamente levantó los brazos hasta atrapar al ave. ¡Fue su primera comida en más de una semana! Usaron pedacitos del pájaro como carnada y pescaron dos peces para cenar. Esa noche llovió, y tuvieron agua fresca para saciar su sed. Día tras día, sucesivos pequeños milagros los mantuvieron con vida hasta que fueron rescatados después de 24 días.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020

PERSIGUE TUS SUEÑOS Más allá de los obstáculos

Dorothy E. Watts

Lecturas devocionales para Jóvenes 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*