Lunes 30 de noviembre 2020

Devoción Matutina para Jóvenes

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020 – Persigue tus sueños – Portada libro

Anwar el-Sadat

Mañana, tarde y noche clamo en medio de mi angustia, y el Señor oye mi voz. Salmo 55:17.

-¡Dios es el más grande de todos!

El almuecín repitió su invitación a la adoración cuatro veces desde la punta del minarete de la mezquita de al-Aqsa, en Jerusalén.

Aquel día de enero de 1977, Anwar el-Sadat, presidente de Egipto, se encontraba en el interior de la mezquita. Junto con cientos de musulmanes, se arrodillaba en dirección de La Meca.

-¡Confieso que no hay otro Dios más que Alá! -se confundía su voz con las de los demás, al postrarse con la frente en el piso.

Aquella visita histórica se produjo durante su viaje a Israel, en su búsqueda de medios pacíficos para detener los enfrentamientos entre su país y aquella nación. Fue el comienzo de unas relaciones que culminaron con la firma de un tratado de paz entre Egipto e Israel dos años después, en Camp David, Estados Unidos.

Mientras Sadat estuvo en Camp David, su anfitrión, Jimmy Cárter, tuvo que enfrentar un problema muy serio. Para programar los discursos, tenía que tomar en cuenta las oraciones, consideradas cinco veces al día sagradas por los musulmanes, y que debían hacerse. No importaba el lugar donde se encontrara, el presidente Sadat cumplía con su horario devocional.

-Para mí, Dios es lo que más quiero en esta vida -dijo una vez Sadat- Creo que todo viene de Dios y él lo es todo. Ni siquiera pensaría en perder una de mis citas con él.

Cinco veces al día, por casi sesenta años, el Sr. Sadat se postró en oración. Su frente tocó el piso más de cien mil veces. Como resultado, tenía un callo oscuro en el centro de la frente.

Fue así como el presidente Jimmy Cárter y el primer ministro Begin, de Israel, tuvieron que esperar mientras el presidente Sadat oraba.

¿Tendrás esa misma fidelidad para mantener tus compromisos con Dios? ¿Te acuerdas de hacer tus oraciones cuando te quedas a dormir en casa de un amigo? ¿Te avergüenza que los demás se enteren de que oras antes de acostarte? ¿Te avergüenzas de inclinar la cabeza para orar cuando estás en un restaurante? ¿Cuánto significa realmente Dios para ti?

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020

PERSIGUE TUS SUEÑOS Más allá de los obstáculos

Dorothy E. Watts

Lecturas devocionales para Jóvenes 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*