Lunes 26 de marzo 2018 | Devoción Matutina para Adultos | Oración ante fuerzas superiores – 1

Oh Dios nuestro […] en nosotros no hay fuerza contra tan grande multitud que viene contra nosotros; no sabemos qué hacer, y a ti volvemos nuestros ojos. 2 Crónicas 20:12.

Una formidable coalición de naciones vecinas amenazaba a Judá. El rey Josafat se asustó cuando le dijeron que venía una gran multitud del otro lado del mar, y de Siria, que se escuchaba como estruendo de muchas aguas (vers. 2).
El enemigo acampaba a orillas del Mar Muerto, a corta distancia deJerusalén. Parecía tiempo de luchar, no de orar. Pero, en ese momento crítico, el rey “Josafat humilló su rostro para consultar a Jehová, e hizo pregonar ayuno a todo Judá” (vers. 3). Nuestro texto es el punto culminante de la oración de Josafat. Esa plegaria se constituyó en el arma más poderosa que pudo haber sido empleada para enfrentar al enemigo.
Nuestro capítulo cuenta la historia más extraña que jamás se haya escrito acerca de una campaña militar: no se blandió ninguna espada. El relato bíblico es vibrante: “Josafat, estando en pie, dijo: Oídme, Judá y moradores de Jerusalén. Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados. […] Y cuando comenzaron a entonar cantos de alabanza, Jehová puso contra los hijos de Amón, de Moab y del monte de Seir, las emboscadas de ellos mismos que venían contra Judá, y se mataron los unos a los otros” (vers. 19-22). ¡Dios confundió las filas del enemigo! En cuestión de horas, aquella multitud amenazante, que se escuchaba como estruendo de muchas aguas, se convirtió en miles de cadáveres que forraban el valle, como la resaca que arrastra el mar luego de una gran tormenta.
La profundidad misma de la desesperación hizo que el rey y su pueblo saltaran a la cima de la confianza. ¡Bendita es la desesperación que atrapa la mano de Dios! ¡Sólida es la confianza que nace de la desesperación!
Cuando los muros de la seguridad, que has levantado con sacrificio en torno de tu familia, se caen por esas desgracias propias de la vida, puede que la desesperación toque la puerta de tu corazón. Pero, cuando todas las circunstancias te ahoguen en tu impotencia, di con Josafat: “A ti vuelvo mis ojos”. Tu desesperación se convertirá en la gran posibilidad de Dios.
Oración: Gracias, Señor, porque migran necesidad es tu gran oportunidad.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018
LAS ORACIONES MÁS PODEROSAS DE LA BIBLIA
Ricardo Bentancur
Lecturas devocionales para Adultos 2018

Loading...
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*