Lunes 23 de noviembre 2020

Devoción Matutina para Jóvenes

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020 – Persigue tus sueños – Portada libro

Lyndon Baines Johnson

¡Enemigos míos, no se regodeen de mí! Pues aunque caiga, me levantaré otra vez. Aunque esté en oscuridad, el Señor será mi luz. Miqueas 7:8.

¿AIguna vez has intentado hacer una proeza, solo para terminar en el piso como resultado de tu esfuerzo? Entonces sabrás lo que sintió Lyndon el día que trató de montar un burro mexicano.

-¿Quisieras montar mi burro nuevo? -le preguntó Milt a Lyndon.

El burrito sacudía la cabeza, visiblemente nervioso, y movía las orejas. Escarbaba la tierra y miraba con sus ojos marrones a los muchachos. Rebuznaba de enfado el burrito.

-Te desafío a que lo intentes -dijo Milt.

-¡Claro que lo haré! -respondió Lyndon-, He montado muchos caballos, así que sé cómo montar a ese burrito. Sostenle la cabeza, nada más.

El animal permaneció muy quieto mientras Lyndon lo montaba. En el momento que Milt le soltó la cabeza, el burro explotó en una furia incontenible. Brincaba, pateaba, reparaba, y lanzó a Lyndon por los aires. El muchacho, sorprendido, rodó por el suelo, se rompieron sus pantalones con la raíz de un árbol y se hizo una profunda herida en la pierna. Le manaba bastante sangre por la herida y Lyndon se sentía muy débil. Se ató la pierna con un pañuelo y corrió a casa.

-¡Nunca más voy a montar a ese burro! -le dijo a su abuelo Johnson al día siguiente-, ¡Mira lo que me hizo!

-No porque hayas sido arrojado una vez querrás decirme que no podrás intentarlo nuevamente -le respondió el anciano-. Usando la inteligencia y esas piernas largas, deberías poder montarlo.

-¿Cómo? – Lyndon no estaba seguro de gustarle la idea.

-No te sientes muy tieso. Trata de relajarte. Entonces, si trata de tirarte, sujétate con la parte exterior del pie y te vuelves a acomodar. Si logra arrojarte, no le hagas caso. Levántate y vuélvelo a montar. Si perseveras, tendrás éxito.

Al día siguiente, Lyndon puso a prueba el consejo de su abuelo, y le dio resultado. Desde luego, fue arrojado varias veces, pero no se dio por vencido. Cada vez que caía, se levantaba y lo volvía a montar. Después de varios intentos el burro cedió y paseó a Lyndon pacíficamente por el patio.

Cuando la vida te dé tumbos, recuerda a Lyndon Johnson y el burro. Levántate y vuelve a intentarlo. Sigue intentando hasta que tengas éxito.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA JÓVENES 2020

PERSIGUE TUS SUEÑOS Más allá de los obstáculos

Dorothy E. Watts

Lecturas devocionales para Jóvenes 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*