Lunes 21 de diciembre 2020

Devoción Matutina para Damas 2020

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020 – Un día a la vez 2 – Portada libro

La luz brilla donde menos te lo esperas

 

UN DÍA A LA VEZ

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020

“Procuren ustedes que su luz brille delante de la gente, para que, viendo el bien que ustedes hacen, todos alaben a su Padre que está en el cielo” (Mat. 5:16).

Todo era nuevo para nosotros. Por primera vez incursionábamos en tierras del Alto Conte, en Costa Rica, queriendo llevar las buenas nuevas del evangelio eterno. Era el mes de febrero del año 2017. íbamos veinte misioneros adventistas y una invitada no adventista que quería trabajar como voluntaria con nosotros. Llegamos finalmente a la zona indígena de los guaymíes, tras diez horas de viaje que no nos pudieron impedir estar alerta y ciento por ciento dispuestos.

Al entrar, nos aventuramos a cruzar cuatro ríos cristalinos, vimos maravillosos árboles y caminos de arcilla transitados por gentes con ropas multicolores. Sin embargo, pese al fascinante y exótico paisaje, la tarea de evan- gelización no fue tan especial como deseábamos. No sentimos que nuestra presencia fuera bien recibida, más allá de los servicios médicos y dentales que ofrecíamos y de las donaciones materiales que llevábamos. El rechazo fue claro, pero más claro aún era nuestro deseo de hacer brillar la luz de Cristo. Esa noche, al finalizar nuestra ardua labor, nos preguntábamos qué impacto habríamos tenido en las mentes de aquellas personas. ¿Estarían contentas solo por haber recibido “los panes y los peces” o habría nacido en el corazón de alguno un deseo de conocer al Dios de la Biblia? No poder ver los resultados nos descorazonó un poco. Hasta que finalmente sí pudimos verlos, solo que no provenían de donde esperábamos.

“Tal vez algún día yo termine siendo adventista”, dijo de pronto alguien. Era la joven voluntaria que nos había acompañado. Nos explicó que se había sentido sumamente impresionada con todo lo que había presenciado: el amor de los veinte misioneros; el trabajo abnegado a favor de otras gentes; el esfuerzo físico, mental y económico por llevar luz… Una luz que no es solo de palabra, sino que se demuestra con hechos. Nuestra labor fue valorada por quien menos lo esperábamos, pero es porque nuestra visión y la de Dios son muy diferentes.

Querida amiga, merece la pena brillar allí donde vamos, delante de todas las gentes (sin hacer acepción de personas). Dios es el que sabe quién lo está buscando. Pero esas personas sedientas de un cristianismo real están observando a los cristianos antes de tomar una decisión. Sé luz para ellos.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA DAMAS 2020

UN DÍA A LA VEZ

Patricia Muñoz Bertozzi

Lecturas Devocionales para Mujeres 2020



COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*