Lección 8 | Miércoles 21 de febrero 2018 | Confía y recibe la bendición | Escuela Sabática Joven

MIÉRCOLES 21 DE FEBRERO
CONFÍA Y RECIBE LA BENDICIÓN
CÓMO HACER – JEREMÍAS 17:7
Proverbios 3:5 y 6 dice: “Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas” . A veces, la forma en que se interpreta este versículo parece quitarnos de la ecuación. Sin embargo, este “reconocimiento del Señor” podría ser traducido literalmente como “conocerlo”. Si conoces a alguien, es más probable que hagas lo que te pida y, porque lo conoces, sabes que lo que dice es cierto. Dios ha prometido en Jeremías 17:7 bendecir a quienes confían en él.
Mi esposa recibe constantemente información de la empresa donde aporta dinero para el fondo de su jubilación. Generalmente, es un manual enorme de términos legales que puede ser difícil de comprender. Al prepararse para la jubilación, una de las cosas que debe hacer es establecer un fideicomiso. Esta empresa define un fondo de “fideicomiso” como “un arreglo fiduciario que le permite a un tercero o administrador poseer activos en representación de un beneficiario o beneficiarios.
Al darle a Dios, estás haciéndolo el administrador que luego puede bendecir a los beneficiarios, que incluye a quienes están en el ministerio del evangelio, a la familia de tu iglesia y a ti. A continuación, hay una lista de pasos para poner tu “fondo de confianza” en el Señor.
» Da lo mismo que te gustaría que te den (Lucas 6:38). Dios espera que demos tanto como nos gustaría que nos den. He descubierto que, para poder hacer esto, hay que recordar los sentimientos que experimentamos al recibir un regalo espectacular que no tenemos forma de retribuir. Dios ya nos ha demostrado esto al darnos la vida eterna por medio de su Hijo, que murió por nosotros. Él estableció un ejemplo de dadivosidad que le gustaría que siguiésemos.
» Da sin esperar nada a cambio (Hechos 20:35). Esto puede parecer trillado, pero es un consejo efectivo en cuanto a darle al Señor. Aquí nos muestra que, en realidad, dar nos bendecirá más que recibir.
» Da entendiendo que Dios promete bendecirte (1 Pedro 3:8. 9). Muchas veces, damos esperando obtener una bendición monetaria a cambio. Dios ha prometido bendecirnos, pero puede no ser de la manera en que esperamos. Puede ser con amor, lo cual es mucho más poderoso que el dinero.

PARA PENSAR Y DEBATIR
Piensa en una ocasión en que le has dado al Señor y él te ha bendecido de maneras que no esperabas.
¿Cuánta confianza estás poniendo en Dios si no es tu administrador?
Keith Ingram. Horsham. Pensilvania. EE.UU.
====================================
Lección 8: Para el 24 de febrero de 2018
El impacto de diezmar
Escuela Sabática Joven – Primer trimestre 2018
Mayordomía: Las motivaciones del corazón

COMPARTIR
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Librería IADPA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*