Lección 3 | Domingo 14 de abril 2019 | Hermosura con alas | Escuela Sabática Jóvenes

DOMINGO 14 DE ABRIL
HERMOSURA CON ALAS
Logos: Deut. 31:6; Jue. 13:7; Sal. 139:14; Mar. 1:35; Luc. 1:1317; 1 Cor. 10:1-13
EL NACIMIENTO (SAL. 139:14; DEUT. 31:4)
Los huevos de mariposa son colocados sobre una hoja o planta en particular, y esta elección está determinada por la mamá mariposa, que saborea la hoja con sus patas. Esta prueba le dirá si sus bebés usarán la hoja como comida cuando escapen de sus casitas protegidas. ¿No es maravilloso? La mariposa se está preparando para cuando ponga sus huevos, y hasta para sus crías en el ambiente diferente que encontrarán. Al pasar el tiempo, las larvas dentro de los huevos mordisquean constantemente el recubrimiento y eso se convierte en su primer alimento antes de aventurarse a la planta huésped (su comida) donde la mamá mariposa sensatamente puso los huevos. ¿Es esto instinto natural en el cerebro de la mariposa?
Piensa en las embarazadas: sus cuerpos cambian para adaptarse a la nueva vida dentro de ellas. Hasta su cerebro, según investigaciones en desarrollo, cambia “para ayudar a atender las necesidades de sus infantes”. Un experto en neuroimagen dijo: “Ser una mamá nueva es difícil y tienes que adaptarte a muchos cambios. Tu cerebro va a responder a ese cambio y hará que puedas cuidar de ese pequeñito recién nacido”‘
¿No son ricamente bendecidas las madres por ser una creación “tan maravillosamente complej[a]” (Sal. 139:14, NTV)? El cerebro de la nueva madre se adapta para que pueda ser una gran madre. Al prepararnos para cambios en nuestra vida, Dios crea dentro de nosotros el instinto natural para abordar los cambios de la vida. Nunca nos deja que luchemos solos (Deut. 31:6).
LA LIBERACIÓN
Desde el nacimiento hasta la etapa de transformación del ciclo de vida de una mariposa, no se ve una mariposa. Eso es así porque al terminar estas tres etapas, no aparece una mariposa. Sin embargo, estas formas son el proceso necesario para que se convierta en la mariposa. Solo al final ella es formada y liberada.
Como seres humanos, nuestra mariposa es liberada luego de pasar por una serie de cambios. Esos cambios son posibles y menos estresantes cuando nos preparamos. Cuando nos demos cuenta de nuestro glorioso final, estaremos dispuestos al cambio para llegar a ser individuos
PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Qué cambios de vida importante pronto enfrentaré, y cómo me estoy preparando para ellos?
¿Cómo me estoy preparando para mi ciudadanía celestial?
=============================
Lecciones de Escuela Sabática para Jóvenes
Lección 3: Para el 20 de abril de 2019
PREPARÉMONOS PARA EL CAMBIO
2er. Trimestre 2019 – Las Etapas Familiares
Narración: Adan Vicente

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*