Lección 11 | Jueves 13 de junio 2019 | El tejido de la familia | Escuela Sabática Jóvenes

JUEVES 13 DE JUNIO
EL TEJIDO DE LA FAMILIA
Evidencia: Hech. 10:1-28; Rom. 1:16; Juan 3:16 Como seres humanos, necesitamos construir vínculos fuertes con otros y con nuestro Creador La familia es un representante del amor de Dios, y vemos su carácter en cada unidad familiar. El sacrificio, el amor, el perdón y la tenacidad necesarios para mantener relaciones familiares saludables son un reflejo directo de la relación entre nuestro Padre celestial y nuestro Salvador Jesucristo. La tela de la familia de Dios está hecha de incontables hilos de familias diversas que creen y han tomado la decisión de continuar soportando con amor. Dios está complacido con las familias que son generosas, amables y respetuosas a la ley del amor (Hech. 10:1-28). Al estudiar la Biblia para aprender qué conlleva una familia de fe, descubrimos ejemplos de familias fieles, el sacrificio de Cristo que nos adopta a la familia de Dios y la responsabilidad de mantener a la familia por medio de la resistencia y el amor.
La Biblia habla sobre Cornelio y su familia, y declara: “Él y toda su familia eran devotos y temerosos de Dios. Realizaba muchas obras de beneficencia para el pueblo de Israel y oraba a Dios constantemente” (Hech. 10:2). Cornelio y su familia ejemplifican lo que, como creyentes, queremos imitar. Su vida de oración y naturaleza humilde nos enseñan que a Dios le complacen las familias que oran diariamente y se preocupan por los necesitados, los dolientes, los huérfanos y quienes tienen problemas de retraso en el desarrollo de su salud física y mental. Ser parte de la familia de Dios se reduce a nuestra habilidad de tener una relación íntima con Dios por medio de la oración, y a ser amables con los demás.
Jesús pagó el sacrificio máximo por nuestros pecados y permitió que Dios nos perdonara y nos reconciliara consigo mismo. Jesús, como nuestro Mediador, se entregó a sí mismo, el mejor regalo que la raza humana ha experimentado alguna vez. Como Hijo de Dios, Jesús nos ha dado la oportunidad de ser parte de la familia de Dios, sin importar nuestra etnicidad, biología, trasfondo o tradición. En la Cruz, Jesús dijo: “Perdónalos, porque no saben lo que hacen” (Luc. 23:34). No tenemos ¡dea de lo que significó para Dios perdonarnos y renunciar a Jesús para que llevara los pecados del mundo. En Juan 3 se nos invita a creer y recibir vida eterna. La invitación a ser parte de la familia de Dios está abierta para todos los que creen. Ser parte de cualquier familia conlleva una responsabilidad. Todos tenemos un rol que jugar.

PARA PENSAR Y DEBATIR
¿Cuáles son algunas características únicas de tu familia que disfrutas? ¿Hay alguna característica de tu familia que te gustaría cambiar?
¿Cuáles son algunos de los desafíos que has enfrentado luego de decidir ser parte de la familia de Dios?
=============================
Lecciones de Escuela Sabática para Jóvenes
Lección 11: Para el 15 de junio de 2019
FAMILIAS DE FE
2er. Trimestre 2019 – Las Etapas Familiares
Narración: Adan Vicente

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*