Lección 11 | Domingo 8 de septiembre del 2019 | “¿Hasta cuándo, oh Jehová?” | Escuela Sabática Adultos

Domingo 8 de septiembre
“¿HASTA CUÁNDO, OH JEHOVÁ?”
A lo largo de la historia de la Biblia, hay un llamado repetido del pueblo de Dios, especialmente de quienes padecen la esclavitud, el exilio, la opresión, la pobreza u otra injusticia o tragedia, para que Dios intervenga. Los esclavos en Egipto, los israelitas en Babilonia y muchos otros clamaban a Dios para que viera y oyera su sufrimiento y corrigiera estos males. Y la Biblia ofrece ejemplos significativos de las obras de Dios para rescatar y restaurar a su pueblo, a veces incluso vengándose de sus opresores y enemigos.
Pero estos rescates generalmente eran pasajeros, y los diversos profetas continuaron apuntando hacia una intervención final, cuando Dios daría fin al mal y pondría en alto a los oprimidos. Al mismo tiempo, estos profetas siguieron clamando: “¿Hasta cuándo, oh Jehová?” Por ejemplo, el ángel de Jehová preguntó acerca del exilio de los israelitas: “Oh Jehová de los ejércitos, ¿hasta cuándo no tendrás piedad?” (Zac. 1:12).
Los salmos están llenos de lamentos sobre la aparente prosperidad y la buena fortuna de los malvados, mientras que los justos son maltratados, explotados y emborecidos. El salmista pide repetidamente a Dios que intervenga, confiando en que el mundo hoy no está dispuesto en la forma en que Dios lo creó o que desearía que estuviera, y retoma el clamor de los profetas y oprimidos: “¿Hasta cuándo, oh Jehová?” (ver, p. ej., Sal. 94:3-7).
En cierto sentido, la injusticia es más difícil de soportar entre quienes creen en un Dios justo que desea justicia para todo su pueblo. El pueblo de Dios siempre tendrá un sentimiento de impaciencia por el mal en el mundo, y la aparente inacción de Dios es otro motivo de impaciencia. De allí las preguntas un tanto ásperas de los profetas: “¿Hasta cuándo, oh Jehová, clamaré, y no oirás; y daré voces a ti a causa de la violencia, y no salvarás?” (Hab. 1:2).
Se percibe un clamor similar en el Nuevo Testamento, donde incluso a la misma creación se la describe gimiendo para que Dios rescate y recree (ver Rom. 8:19-22). En Apocalipsis 6:10, este clamor: “¿Hasta cuándo, Señor?”, se asume en nombre de quienes han sido martirizados por su fe en Dios. Pero es el mismo clamor que apela a Dios para que intervenga a favor de su pueblo oprimido y perseguido.
Lee Lucas 18:1 al 8. ¿Qué dice Jesús acerca de la respuesta de Dios a los repetidos clamores y ruegos de su pueblo para que él actúe en su favor? ¿Qué relación tiene esto con la necesidad de fe?
=============================
LECCIÓN DE ESCUELA SABÁTICA
Lectura del Folleto de Adultos
Lección 11: Para el 14 de septiembre de 2019
DE QUÉ MANERA VIVIR LA ESPERANZA ADVENTISTA
Tercer Trimestre 2019 – Servir a los necesitados
“Uno de estos mis hermanos más pequeños”
Narración: Carlos Martín

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*