Jueves 4 de Octubre 2018 | Devoción Matutina para Adolescentes | Una obra en Proceso

«Somos la obra maestra de Dios (Efesios 2: 10, NTV).

A mi esposo y a mí nos encanta ir de vacaciones a Europa. Todo lo que vemos nos llama la atención (agradece que no somos tus padres, pues te avergonzaríamos tomándonos fotos ridiculas frente a todo). ¿Has visto esas fotos en las que los turistas se colocan como si estuvieran sosteniendo la Torre Inclinada de Pisa con sus manos? (Pues, ese tipo de fotos). Disfrutamos de buena comida (¡¿Quién no querría comer pizza y pasta todos los días en Italia?!). Y llenamos nuestros días de divertidas aventuras, incluyendo visitas a algunos museos.

Es increíble ver museos llenos de obras maestras de grandes artistas, como Van Gogh, Leonardo da Vinci, Miguel Ángel. Rembrandt o Monet. Al observar sus extraordinarias obras de arte, entendemos por qué tanta gente viaja de todas partes del mundo para verlas. Sin embargo, sorprende descubrir la cantidad de obras sin terminar que hay en los museos de arte de Europa. Podemos ver lienzos con solo media pintura, retratos abandonados por otros proyectos, y bocetos dejados a un lado porque los artistas murieron antes de poder completar la obra. A pesar de que estas piezas no están terminadas, son atesoradas y colgadas en las paredes del museo. Son consideradas valiosas simplemente por los artistas que las comenzaron.

Tal vez no siempre lo sientas así, pero tú eres la obra maestra de Dios. Puede que en ocasiones pienses que eres más como una obra en proceso que una obra maestra. Eso está bien, porque a diferencia de los artistas que dejaron sus obras sin terminar, Dios prometió que él terminará su obra maestra. En Filipenses I: 6 encontramos una promesa que puedes hacer tuya: «El que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús» (NVI). Él se toma su tiempo y no se apresura. Día a día va trabajando en ti para convertir tu vida en una impresionante obra maestra.

Ponlo en práctica: Cuando te sientas inútil o sin esperanzas, lee Efesios 2: 10 y Filipenses I: 6, y recuerda que Dios está obrando en tu vida.

Ponlo en oración: Agradece a Dios por verte como una obra maestra y por prometer no dejarte sin terminar.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADOLESCENTES 2018

¿Y ENTONCES…?

Heather Quintana

Lecturas Devocionales para Adolescentes 2018

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*