Jueves 22 de marzo 2018 | Devoción Matutina para Adultos | Oración de consagración

He edificado una casa de morada para ti, y una habitación en que mores para siempre. 2 Crónicas 6:2.

¿Cómo es tu oración en el templo?
Spurgeon, el gran predicador inglés del siglo XIX, dijo que la oración de nuestro texto “es la más amplia y completa de la Biblia, como si estuviera destinada a ser el resumen de todas las oraciones futuras ofrecidas en un templo”.
Las primeras palabras de Salomón se dirigen a Dios, a quien reconoce como el que habita “en la espesa nube” (2 Crón. 6:1; TLA), en referencia a la nube de la gloria de Dios que acompañó el peregrinar de su pueblo. Salomón siente que la presencia de la nube significa que Dios moraría en el Templo de un modo especial. Aunque solo Jesús es el Dios encarnado, el verdadero Templo, el templo de Israel era una estación de la presencia divina, una señal de que Dios en todo su ser se había comprometido a vivir entre su pueblo. Dios quiso que el hombre construyera un templo para encontrarse con él (vers. 2).
Luego, el texto nos dice que el rey, mirando a su pueblo, bendice a “Jehová Dios de Israel, quien con su mano ha cumplido lo que prometió con su boca a David mi padre” (vers. 4). La “mano” divina significa que las acciones de Dios han confirmado sus palabras; como si las manos invisibles de Dios fueran las mismas que las de los hombres que construyeron el Templo.
En su oración, Salomón reconoce a Dios como el Creador del universo y guardián de las promesas (vers. 15-17). Su oración se aferra a las promesas de Dios. Dios te envía promesas con el propósito de que las uses. Si recibieras un cheque de una herencia millonada de un familiar desconocido, ¿no intentarías ir al banco para cobrarlo? Nada agrada más a Dios que ver sus promesas circulando.
Luego, Salomón le pidió a Dios que inclinara su oído y escuchara a su pueblo en el Templo, y que le perdonara sus pecados (vers. 21). Remata su oración con una expresión de profunda humildad: “No rechaces a tu ungido” (vers. 42). La oración del templo debe ser ungida por el aceite de la humildad.
¡Dios tiene una cita contigo en el templo! No faltes.

Oración: Señor, unge mi oración con tu Espíritu.

DEVOCIÓN MATUTINA PARA ADULTOS 2018
LAS ORACIONES MÁS PODEROSAS DE LA BIBLIA
Ricardo Bentancur
Lecturas devocionales para Adultos 2018

Loading...
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

DEJA UN COMENTARIO

Comentarios

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*